La Virgen no estuvo sola en su dolor

Cientos de palentinos se echaron a la calle para acompañar a Nuestra Señora en sus diferentes advocaciones que desfilaron en la procesión de la Soledad de la Virgen.

La procesión de la Soledad de la Virgen quiere ser un homenaje de las mujeres palentinas a Nuestra Señora, representada en las imágenes titulares de todas las cofradías palentinas.

 

Desfilaron la Virgen de la Amargura (Víctor de los Ríos, 1955), Nuestra Señora de la Vera Cruz (Melchor Gutiérrez, 1997), Nuestra Madre Dolorosa (Anónimo, siglo XIX), Virgen de los Siete Dolores (Vicente Espinet, 1906) y Nuestra Señora de la Soledad (Anónimo, siglo XVIII).