La UCE dice que las empresas suministradoras de productos energéticos "volverán a la greña"

"El nuevo modelo recorta los ingresos de las compañías eléctricas tradicionales, reduce las primas a las energías renovables, permite que varias centrales de ciclo combinado a gas, entren en hibernación y sube la tarifa eléctrica a los consumidores domésticos, cuando pagan la energía eléctrica más cara de Europa", denuncian desde la Unión de Consumidores de Palencia.
 

"Así en un recibo medio mensual de 80 euros, la producción y el suministro de la energía solo supone unos 25 euros y el transporte 14 euros. En total, el 51% de la tarifa son impuestos y recargos ajenos al propio consumo eléctrico", especifican desde la UCE.

 

"Ante esta situación, es por lo que una vez más los consumidores seremos los “paganos” de esta reforma y se iniciará nuevas campañas muy agresivas por parte de estas empresas, como el acoso telefónico que recientemente nos denunció una consumidora palentina por parte de una empresa gasística, pese a la insistencia de la consumidora en pedir que la dejasen en paz y que además se encontraba trabajando y no podía atender ese tipo de
llamadas. El comercial que le llamó insistía en que contratase con su empresa el suministro y facturación del gas, asegurando que se ahorraría unos cuatro euros mensuales con su servicio. Finalmente tuvo que apagar su teléfono móvil para que le dejase en paz", reseñan en comunicado de prensa.

 


Otro consumidor, comentan, "puso en nuestro conocimiento una carta recibida de la empresa gasística con la que tiene contratada la revisión preventiva anual de su instalación de gas natural, en la que le anunciaban la próxima revisión, para lo que concertarían con él telefónicamente una fecha para hacer dicha revisión".
 

Desde que se liberalizó el mercado de suministro de gas y de electricidad, concluyen, "las distintas empresas están a la greña, en guerra abierta entre ellas por robarse los clientes las unas a las otras. Si no andamos listos, al final los paganos somos los consumidores", dicen desde la UCE palentina.

 

Noticias relacionadas