La tasa de criminalidad de Castilla y León se sitúa en 31 infracciones por cada mil habitantes, 9 menos que la media nacional

E.P.

"España es uno de los países con menos delincuencia de la Unión Europea", según ha indicado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín.

La tasa de criminalidad de Castilla y León se sitúa en 31 infracciones penales por cada mil habitantes, 9 puntos por debajo de la media nacional, "y eso que España es uno de los países con menos delincuencia de la Unión Europea", según ha indicado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín.

 

Además, la tasa suma 29 puntos menos que la europea, que se sitúa en 60 infracciones por cada mil habitantes. "Este dato deja bien a las claras que vivimos en una comunidad autónoma segura", ha apuntado la representante del Gobierno en Castilla y León, quien también ha recordado que "no es por casualidad" porque tanto su dispersión como su situación demográfica hacen "todavía más difícil" el "magnífico" trabajo que desarrollan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

Así lo ha indicado la delegada, en declaraciones recogidas por Europa Press, tras participar en la Comisión de Asistencia, en la que los responsables del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil en Castilla y León han avanzado que las cifras de delincuencia en lo que va de año son "prácticamente idénticas" a las del año pasado.

 

En este sentido, Martín ha recordado que únicamente se pueden facilitar las cifras que se hacen públicas en la página web del Ministerio del Interior y que "las del primer trimestre del año 2019 todavía no han sido colgadas". Estos datos se mantienen pese a que, según ha manifestado Martín, "ha aumentado el número de infracciones penales por delitos tecnológicos, fundamentalmente las estafas con tarjetas de crédito a través de Internet". Asimismo, ha destacado que ha aumentado la eficacia de los agentes y que los delitos esclarecidos superan el 40 por ciento.

 

La delegada, que tomó posesión de este cargo justo antes de la Semana Santa, ha apuntado que esta se ha prolongado "más de lo habitual" con la celebración, el martes, 23 de abril, del Día de Castilla y León, cuyo desarrollo figuraba también en el orden del día.

 

"Poco se puede decir salvo dar la enhorabuena a la Guardia Civil de Valladolid por su profesionalidad y saber hacer. Fui testigo de cómo no hubo ningún tipo de incidente en ningún momento del día y eso que se dieron cita, en el momento de máxima afluencia, sobre las 13:00 horas, 13.000 personas en Villalar de los Comuneros, una localidad de apenas 450 habitantes", ha explicado.

 

OPERACIÓN DE TRÁFICO DE SEMANA SANTA

 

En cuanto al balance de la operación de Tráfico de Semana Santa que se prolongó durante once días -desde las 15 horas del viernes 12 hasta las 24 horas del martes 23 de abril-, y que ha supuesto el desplazamiento de casi dos millones de vehículos por las carreteras de la Comunidad, se han registrado dos accidentes mortales con resultado de dos fallecidos.

 

En la primera fase de la Operación Especial de este año falleció una persona en Medina del Campo por la colisión entre una furgoneta y un turismo y, en la segunda fase, desde el Miércoles Santo en adelante, se registró un accidente mortal en Ávila. Fue un ciclista que cayó de su vehículo en un camino en Mirueña de los Infanzones.

 

En 2018, la Operación Semana Santa 2018, desde las 15 horas del viernes 23 de marzo hasta las 24 horas del lunes 2 de abril, se registraron cinco accidentes mortales con el resultado de seis fallecidos.

 

Respecto a los accidentes registrados en las carreteras de Castilla y León en lo que va de año, los datos que se han ofrecido en la Comisión de Asistencia a la delegada son provisionales y únicamente referidos a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y víctimas tomadas hasta las 24 horas de producirse el accidente.

 

Desde el 1 de enero hasta el 23 de abril de 2019, se han registrado 12 accidentes mortales con 13 fallecidos. En comparación con el mismo periodo de 2018, se ha registrado un descenso de casi el 50 por ciento en el número de accidentes mortales (11 accidentes menos) y 12 víctimas mortales menos.

 

Según ha señalado Mercedes Martín, "la reducción ha sido considerable" aunque ha evitado ser "triunfalista", pues es "demasiado doloroso el peaje que sigue pagando la sociedad por las ventajas que ofrece un traslado rápido y cómodo por carretera".

 

"Una sola víctima mortal por accidente de tráfico es mucho, es inasumible. Y está, sobre todo, en la mano de los conductores reducir estas cifras a su mínima expresión", ha concluido la delegada.