La 'retirada' de David Villa: del terreno de juego a los despachos con su propio equipo en Nueva York

David Villa, en un partido con la selección española. Foto: EP

El máximo goleador de la selección española deja el fútbol deja de jugar al fútbol en Japón y compra el nuevo club de Nueva York de la MLS.

David Villa va a dar un salto importante en su carrera en el fútbol; del césped a los despachos. Hasta final de año jugará sus últimos partidos como futbolista profesional al tiempo que prepara su nueva aventura en el mismo deporte, esta vez empresarial, con la compra de un club de fútbol de la MLS, la liga estadounidense, un mercado futbolístico inmenso.

 

El asturiano ha confirmado este miércoles por la mañana su retirada de los terrenos de juego para dar el salto a los despachos. Villa, máximo goleador de la selección española absoluta, juega actualmente en Japón donde disputará sus últimos partidos hasta el 2 de enero, cuando acaba la competición nipona.

 

Paralelamente, se ha conocido su cambio de terreno de juego. El Queensboro FC neoyorquino ha recibido una franquicia de la United Soccer League (USL) y jugará en la máxima categoría de la liga norteamericana a partir de 2021, ha informado este martes el grupo de inversión, liderado por el internacional español David Villa, que se ha hecho con su propiedad.

 

Así, se establecerá un equipo masculino de fútbol profesional en Queens, Nueva York, que jugará desde 2021 en la USL Championship, la máxima categoría de la USL. El club tiene la intención de organizar sus partidos en casa en un nuevo estadio en York College, y también espera jugar determinados encuentros en el Citi Field.

 

El grupo propietario del QBFC está liderado por el empresario de neoyorquino Jonathan Krane, CEO de KraneShares, una firma de gestión de activos con sede en la ciudad, y el campeón del mundo y máximo goleador de la selección española, David Villa. "Viví y jugué en Nueva York durante cuatro años. Sé lo especial que es Queens. Me encanta su cultura, la comida, la gente y su pasión por la vida y, por supuesto, por el fútbol. No hay otro lugar como este en el mundo. Es un sueño ayudar a construir este club de fútbol en Queens y no podría elegir una mejor ubicación", explicó el asturiano.

 

Según apunta la nueva franquicia, el equipo representará "la diversidad" de Queens, "promoverá la inclusión, personificará sus valores compartidos y se esforzará en todo momento por ser una fuente de orgullo cívico". "Estamos encantados de traer fútbol profesional a Queens (...) Es el área culturalmente más diversa del mundo, el lugar perfecto para un club", señaló el CEO de la USL, Alec Papadakis.