La provincia de Palencia, en aviso amarillo este jueves por viento y deshielo

Vehículo, entre la nieve. DAMIAN ARIENZA

Pueden darse rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora y riesgo por deshielo.

Varias provincias de Castilla y León estarán mañana en aviso por viento, lluvias y deshielo, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

 

En concreto, el viento, con rachas de hasta 90 kilómetros por hora mantendrá con aviso amarillo a Palencia, León, Burgos, Zamora y Soria, además de La Rioja, Zaragoza, Teruel, Albacete, Castellón, Valencia, Alicante, Almería y Jaén.

 

Al mismo tiempo, la Aemet ha activado el aviso por riesgo de lluvias, que pueden dejar unos 40 litros por metro cuadrados en doce horas y 15 litros por metro cuadrado en una hora en Ávila, León y Zamora, junto con La Coruña, Pontevedra y Cáceres.

 

Por otro lado, también advierte del riesgo por deshielo a las provincias de Palencia, León, Burgos, Soria y Zamora, junto con Huesca y Navarra.

 

En este contexto, la Aemet espera con carácter general precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el noroeste de la Península y el viento fuerte soplará en Galicia, en las cordilleras Cantábrica e Ibérica y en las comunidades del sureste, al tiempo que las nevadas afectarán a Pirineos.

 

En concreto, en gran parte de la Península se prevén precipitaciones, que serán más intensas y frecuentes en áreas de montaña y en Galicia, donde serán localmente fuertes o persistentes. También podrían, con menor probabilidad y de forma más dispersa y ocasional, caer precipitaciones en el resto de las zonas. En el Mediterráneo y Canarias, por su parte, predominará el tiempo estable con algunos intervalos nubosos.

 

Las precipitaciones serán en forma de nieve a partir de 1.800 a 2.000 metros y bajará a 900 a 1.200 metros en el noroeste y a partir de 1.300 a 1.600 metros en el Sistema Central y norte del Ibérico. En Pirineos se esperan nevadas a partir de 700 a 1.200 metros aunque la cota subirá a 1.600 a 1.800 metros. En el resto del país nevará a partir de 1.700 a 2.000 metros.

 

La Aemet señala también que las temperaturas subirán en casi todo el país menos en Canarias, donde no experimentarán cambios significativos y las heladas se restringirán a zonas de montaña del norte peninsular y las más intensas se producirán en Pirineos.