La prisión de Dueñas también restringe comunicaciones con internos por prevención ante el coronavirus

Solo se permiten comunicaciones con los internos a través de la mampara del locutorio y se han prohíbido las salidas programadas tratamentales

La prisión de Dueñas (Palencia) ha sido una de las últimas en sumarse a las restricciones frente al coronavirus. En concreto, este miércoles las prisiones de Toledo, Burgos y Palencia se han unido desde anoche a los doce centros de Madrid, Álava y La Rioja que habían decretado ya restricciones en las comunicaciones con internos, que sólo se permiten a través de locutorio, debido a la cercanía con focos de infección del coronavirus (Covid-19), según ha informado a Europa Press un portavoz del organismo dependiente del Ministerio del Interior.

 

Este martes por la noche se confirmó que un interno del centro penitenciario de Zaballa (Álava) dio positivo en una segunda prueba de Covid-19 tras tener contacto directo con un agente de la Ertzaintza infectado previamente. Un segundo recluso está en aislamiento pendiente de evolución también por contacto con el policía vasco. Se trata del segundo caso en el ámbito de Prisiones tras el positivo de una trabajadora de jardín de infancia en Aranjuez (Madrid).

 

Desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias se envió este martes instrucciones de restricción de acceso a los doce establecimientos penitenciarios de Madrid, Álava y La Rioja como medida de contención. Anoche se sumaron las dos prisiones de Ocaña (Toledo) por la cercanía a Madrid, así como la de Dueñas (Palencia) y Burgos por su proximidad a los focos de infección.

 

En todos estos centros solo se permiten comunicaciones con los internos a través de la mampara del locutorio y se han prohíbido las salidas programadas tratamentales, no así los permisos ordinarios o en aplicación del artículo 100.2. En estos últimos casos, no obstante, se realizan controles médicos al regreso al centro.

 

Se suspenden, por tanto, "todas las visitas que no se realicen a través de locutorio y solo se permitirá el acceso al personal laboral o funcionario y al personal extrapenitenciario cuya labor sea imprescindible". La orden afecta desde este miércoles, primer día en vigor de la restricción, a un total de 16 centros, sumando prisiones y centros de inserción social.

 

Para el resto de centros dependientes de la Administración del Estado se han decretado dos nuevas medidas: los ingresos de libertad o de permiso serán valorados por personal sanitario por si fuera necesario tomar medidas de prevención o actuación. También se suspenden los traslados intercentros, "salvo aquellos que obedezcan a razones excepcionales, sanitarias o judiciales".

 

Estas últimas medidas para el conjunto de las prisiones se suman a las que se han venido adoptando desde el pasado 4 de febrero, de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. Desde la institución del Ministerio del Interior destacan la cancelación de visitas, comunicaciones o actividades que impliquen el contacto de internos y funcionarios con personas procedentes de zonas con trasmisión comunitaria. También han prometido más medios a los funcionarios.