La Plaza Vieja de Saldaña recupera la vida cultural y del ocio tras una inversión de medio millón

 La nueva etapa que se abre para el casco histórico podría permitir, incluso, que encuentren comprador algunas de las viviendas que ahora mismo se encuentran vacías en la plaza.

La localidad palentina de Saldaña ha recuperado su Plaza Vieja como epicentro de la vida cultural y del ocio de esta capital comarcal tras la finalización de las obras de restauración y rehabilitación con una inversión cercana al medio millón de euros.

 

En un acto en el que solo han podido participar 150 personas, el alcalde de la localidad, Adolfo Palacios, ha recordado que la plaza es "un espacio emblemático" de Saldaña, además de muy querido por los saldañeses.

 

También ha hecho votos para que esta obra aumente la vitalidad del casco histórico y permita la instalación de nuevos negocios. La nueva etapa que se abre para el casco histórico podría permitir, incluso, que encuentren comprador algunas de las viviendas que ahora mismo se encuentran vacías en la plaza, señala el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Para Adolfo Palacios, se trata de un ejemplo singular de plaza porticada, que constituye el centro neurálgico del casco medieval y que desde el punto de vista arquitectónico tiene su continuidad en las casas blasonadas repartidas a lo largo de la localidad.

 

La Restauración y Rehabilitación Funcional del Conjunto Histórico Plaza Vieja de Saldaña se ha financiado gracias al 1,5 por ciento Cultural, que ha supuesto el 70 por ciento del presupuesto. El resto se ha repartido a partes iguales entre la Diputación de Palencia y el Ayuntamiento, que ha aprovechado las obras para acometer una serie de mejoras, como el adoquinado de la contigua calle Bernardo del Carpio, la cubrición del cableado de los soportales y un nuevo sistema de abastecimiento y saneamiento.

 

PRIMERA CORRIDA DE TOROS DOCUMENTADA

 

Declarada conjunto histórico-artístico, la plaza está formada en su mayoría por edificios de los siglos XVI al XVIII, aunque sus orígenes se remontan al siglo X. Su arquitectura es de poste y carrera, con soportales de madera y, algunos, con columnas de piedra.

 

En noviembre de 1128, Saldaña fue escenario de la boda real entre Alfonso VII Raimúndez y Berenguela de Barcelona. Dentro de las celebraciones, tuvo lugar en la plaza una corrida de toros, la primera documentada de la historia taurina de España.

 

Tradicionalmente acogió el mercado semanal y hoy conserva esa función cuando se organizan encuentros de carácter especial, como el que gira en torno al mundo romano. Durante el resto del año es un espacio en el que predominan el ocio y la hostelería, concluye el comunicado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: