La nueva delegada del Gobierno visita la sede de la Suige 4 y se reúne con el comandante militar de Valladolid y Palencia

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha visitado este viernes la sede de la IV Subinspección General del Ejército (Suige 4) y se ha reunido con el comandante militar de Valladolid y Palencia, José Rivas Moriana.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, Martín ha subrayado la "relevancia" que el Ministerio de Defensa "tiene a día de hoy en esta comunidad autónoma". El personal militar que el Ejército de Tierra tiene desplegado en Castilla y León es de 6.128 personas a las que hay que unir el personal civil, otras 633, por lo que, en total, se acercan a 6.800 las personas que trabajan para este Ejército en la Comunidad.

 

En una visita realizada por la nueva delegada del Gobierno para conocer estas instalaciones del Ministerio de Defensa en la Comunidad Autónoma, ha podido saber de las operaciones de mantenimiento de la paz que la Fuerzas Armadas de España llevan a cabo en países como Senegal, Mauritania, Cabo Verde, Mali, República Centroafricana, Somalia, Irak o Bosnia, entre otros muchos lugares del mundo.

 

Mercedes Martín ha recorrido el Palacio Real, sede de la SUIGE 4, que fue la residencia oficial de los reyes de España en Valladolid cuando esta ciudad fue sede de la Corte, entre 1601 y 1606. Allí vivieron Carlos I, Felipe II y Felipe III y allí nació Felipe IV. Incluso se alojó en él Napoleón Bonaparte durante la Guerra de Independencia.

 

La IV Subinspección Noroeste se articula en una jefatura, cuya cabecera está en el Palacio Real, desde donde ejerce el mando de cinco unidades de servicio de base: Araca (Vitoria), Cid Campeador (Burgos), Conde de Gazola (León), General Morillo (Pontevedra) y El Empecinado (Valladolid). Seis unidades de servicio de acuartelamiento que son Arroquia (Salamanca), Cabo Noval (Asturias), Loyola (San Sebastián), Diego Porcelos (Burgos), Santocildes (Astorga), Soyeche (Vizcaya), y ocho residencias logísticas militares en Burgos, Bilbao, Pontevedra, Salamanca, Valladolid, Segovia, A Coruña y San Sebastián, distribuidas en las cinco comunidades autónomas del área geográfica de su responsabilidad que son, por tanto, Castilla y León, Galicia, Asturias y País Vasco, además de Cantabria.

 

Desde el año 1876, en que el Palacio Real se cediera al Ramo de la Guerra y se convirtiera en sede de la Capitanía General de Castilla la Vieja, este edificio ha estado siempre vinculado a Defensa. Más de 140 años durante los cuales ha sido testigo mudo de numerosas transformaciones orgánicas de las Unidades en él alojadas.

 

En 2005, el entonces Cuartel General del Mando de Apoyo Logístico Regional Noroeste se transformó en Jefatura de la Cuarta Subinspección General del Ejercito Noroeste que dependía orgánicamente de la Inspección General del Ejército con sede en Barcelona.

 

La SUIGE 4 tiene entre su cometidos la coordinación, inspección y control en materia de vida y funcionamiento de las unidades de su ámbito territorial. También depende de esta Subinspección el control y seguridad de las infraestructuras y propiedades (incluye zonas e instalaciones de interés para la Defensa Nacional).

 

El Jefe de la Subinspección es a la vez comandante militar de Valladolid y Palencia y ejerce como representante institucional del Ejército de Tierra en estas provincias. Según explicó el general de brigada Rivas, con las actividades que se organizan, se quiere dar importancia "a la labor de diferentes asociaciones y colectivos de Valladolid y Palencia", para lo que una vez al mes y como reconocimiento a sus méritos son invitados a participar en un solemne Arriado de Bandera y Acto de Homenaje a los que dieron su vida por España.

 

Dentro del edificio del Palacio Real de Valladolid se organizan durante todo el año diferentes exposiciones temporales y eventos culturales, abiertos al público, que contribuyen a la difusión de la Cultura de Defensa.