La música no sonará esta Semana Santa en Palencia
Cyl dots mini

La música no sonará esta Semana Santa en Palencia

FOTO ICAL

La Asociación Musical Santísima Trinidad de Palencia asegura que la suspensión de las contrataciones de cofradías andaluzas ha supuesto la pérdida del 60% de ingresos de la agrupación.

Somos gente que vivimos la Semana Santa todo el año, al ser un hobby. Es duro no poder hacer lo que nos gusta. Nos afecta desde un punto de vista sentimental y anímico”. Así explica el sentir general el presidente de la Asociación Musical Santísima Trinidad de Palencia, Julio Martín, quien asegura que la suspensión de las contrataciones de cofradías andaluzas ha supuesto la pérdida del 60 por ciento de ingresos de la agrupación.

 

Detalla en declaraciones a la Agencia Ical, que un 40 por ciento de la financiación de la asociación procede de recursos propios, como de las cuotas de socios u otras acciones con la lotería de Navidad, mientras que el 60 por ciento restante proviene de los contratos de las hermandades.

 

“Los gastos básicos  -agua, luz, local- están cubiertos con las cuotas, por lo que no existe preocupación en ese sentido”, pero una banda de este tipo tiene que hacer cada seis años una inversión fuerte para cambiar los uniformes, renovar instrumentos o adquirir otros nuevos, traslada.

 

Todas esas compras se realizan a base de ahorros que se guardan para poder hacer frente a la inversión, y la mayor parte de ese desembolso viene de los pagos por tocar en Semana Santa.

 

Y es que, aclara que nadie se costea los instrumentos o la indumentaria, sino es la Asociación la que corre con los gastos. Por ello, puntualiza que es en estos aspectos en los que “van a verse perjudicados y notar el impacto del Covid-19 en la suspensión, por segundo año consecutivo, de las procesiones, al no tener el colchón al que están acostumbrados, aunque la banda no corre peligro económicamente”.

 

CONTRATACIONES

 

Martín subraya que la agrupación tiene cinco años, al fundarse a partir de la fusión de dos bandas ya existentes en la capital, las cuales eran independientes a cualquier hermandad o cofradía de Semana Santa, aspecto que se ha mantenido. Palencia “no es una zona de tradición de este tipo de bandas, por lo que costaba a la hora de competir con otras agrupaciones de fuera”. 

 

A la hora de la elección por una hermandad para realizar un contrato, el número de integrantes es un requisito, comenta. Por ello, “se apreciaba se quedaban algo descolgados, al no existir una gran renovación como en otras ciudades”, motivo por el que se decidió fusionar ambas bandas existentes en una sola, conformando actualmente una banda de 70 componentes.

 

El presidente de la asociación reconoce que las dos bandas primitivas ya salían con anterioridad fuera de Palencia y Castilla y León durante las Semanas de Pasión, algo que se sigue haciendo, al ser la actividad principal. No obstante, deja claro que sigue participando en la capital.

 

“Porque nos gusta, es nuestra tierra y es una forma de que la ciudadanía nos conozca. Además de ensalzar la Semana Santa de Palencia, al estar presentes el Viernes de Dolores y el Lunes Santo”.

 

Aun así, en relación a su actividad fundamental, apunta que su destino es principalmente Andalucía, porque “es costumbre contratar bandas para las procesiones, ya que detrás de cada paso, ya sea un Cristo o la Virgen, se debe colocar la música”.

 

ESTILOS DIFERENCIADOS

 

Cada zona posee un estilo diferente en la Semana Santa, pero “la música es muy común a todas las variantes, dado que todos nos basamos en las bandas punteras, las cuales se encuentran en el sur de España”. Las marchas se van innovando para poder ofrecer un repertorio actualizado y ser así atractivos, porque es lo que buscan las cofradías, argumenta.

 

Han sido contratados en Andalucía y Madrid, quien señala que la principal diferencia es el estilo de las procesiones, en mayor medida a la hora de llevar los pasos, al ser a costal principalmente. De ahí que tenga mucha importancia la banda, porque son los que marcan el paso al costalero y los hermanos.

 

Es un palo para la banda estar un año con la gente desenganchada y que no se haya podido ensayar, ya que habrá gente que le cueste retomar. De momento no se han notado bajas”. Y es que, “se nota si se dejan de tocar los instrumentos de viento-metal, como la corneta”. Por eso, muchos han practicado de maneras improvisada para “mantenerse en forma”

 

Tal es así que, actualmente, se ensaya tres días a la semana durante una hora para preparar se pequeño acto en Palencia. Ensayos en la calle, con frío, viento o lo que haga falta, reitera. Martín desgrana que no tienen ningún acto, salvo una colaboración con la Sentencia el Viernes de Dolores, de la mano de un vídeo que será emitido por redes sociales. 

 

El resto son contratos en Andalucía que se renuevan automáticamente para 2022, los cuales procedían de 2020 y que ya fueron renovados para este año, aunque sin poderse realizar. A ese respecto, recuerda que alguna hermandad del sur les dio algún pequeño donativo para agradecer el trabajo de todo el año, aunque no se pudiera acompañar en su estación de penitencia.