La música del Palencia Sonora vence a la lluvia

A pesar de que las continuas precipitaciones deslucieron la decimoquinta edición del festival, uno de los eventos más importantes que permiten a la ciudad su promoción nacional, las actuaciones pudieron celebrarse y contaron con la respuesta del público.

La lluvia se empeñó en silenciar el Palencia Sonora. Pero, en su decimoquinta edición, este consolidado festival de música indie que es a su vez una de los principales escaparates de Palencia a nivel nacional ha logrado sobreponerse a las precipitaciones, salvar todas las actuaciones, y además contar con el respaldo de un público -en torno a 12.000 personas según las cuentas de la organización, para el conjunto de los días- que incluso bailó bajo la lluvia en más de una ocasión.

 

El sábado las actuaciones de Xoel López primero, y Dorian después, fueron los platos fuertes de la última noche, con permiso los incipientes Rufus T.Firefly. Sobre un terreno embarrado a causa de las lluvias que cayeron durante la tarde, y que afectaron al desarrollo de varios conciertos -aunque sin llegar a suspender-, el gallego primero y la banda catalana después presentaron sus últimos discos sin olvidar, al menos en el segundo caso, sus éxitos más notables.

 

Además de en el Parque del Sotillo, donde se desarrollaron los conciertos principales, la música salió a varias plazas palentinas el viernes, con Siloé y Los Volcanes en Pío XII, el sábado en la Plaza Mayor y en San Miguel, y el domingo para poner el broche, bajo la lluvia, en la Plaza San Antolín a cargo de Carmen Boza y Club del Río.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: