'La llamada de la música' para ayudar al Teléfono de la Esperanza

El grupo de percusión Pez – q y la ONG el Teléfono de la Esperanza han organziado un ciclo de conciertos solidarios con el nombre 'La llamada de la  música', con el que pretenden recaudar fondos y dar a conocer la versatilidad de las percusiones.
 

Se ofrecerán tres conciertos a lo largo del año en diferentes puntos de la provincia. El primer Concierto Solidario tendrá lugar  el próximo 29 de Enero, a las 20 de la tarde en el Teatro Principal de la capital.

 

En esta ocasión el concierto correrá a cargo del Ensemble de Percusión del Conservatorio de Getafe (Madrid), dirigido por Eugenio  Uñón. Con el título de 'Latidos de una tierra', el Ensemble de Getafe  está formado por 15 intérpretes, una bailaora flamenca y con la luz como  un foco más del espectáculo. La entrada tiene un precio simbólico de dos euros, y su recaudación será íntegra para El Teléfono de la Esperanza.

 

El próximo concierto será en el mes de abril, donde el grupo de percusión  Pez – q presentará su nuevo espectáculo 'El mapa del Castillo'.

 

LATIDOS DE UNA TIERRA

Un silencio de  campanas y el silencio se trasforma en música; desaparece el  tiempo…pasado, presente y futuro se hacen uno. La naturaleza comienza a  hablar a través de los sonidos, los ritmos y las melodías que produce la  percusión. Melodías que se tornan en poesía, en un canto a la vida…  'Latidos de la tierra' es un espectáculo que nos trasporta a un mundo de  sonidos, de sensaciones, de atmósfera. Todo esto de la mano de la  percusión y de sus infinitas posibilidades melódicas o armónicas, y con  un gran componente visual, que en ocasiones se torna en protagonista. La  palabra y la danza se unen a la música en este viaje de ritmos y  melodías. Se combinan obras originales para ensemble de percusión, con  arreglos y obras compuestas por el propio grupo, que se han ido creando  y adaptando para las posibilidades de los integrantes, intentando llegar  a una sonoridad propia.

 

Sobre el escenario un gran número de  instrumentos: marimbas, vibráfonos, xilo, bombos, tambores, jembés,  batería, bajo, teclado, voz…y a los manos quince percusionistas, un  bajista, un teclista, una cantante y una bailarina, entre 14 y 25 años,  todos ellos alumnos del Conservatorio Profesional de música de Getafe, que de una manera sincera y entusiasta buscan una sol finalidad, disfrutar y hacer disfrutar, intentando que durante una hora y cuarto el  espectador sea un poquito más feliz.