La Junta Vecinal de Canduela insta a aprovechar la declaración como BIC para "revitalizar el núcleo"
Cyl dots mini

La Junta Vecinal de Canduela insta a aprovechar la declaración como BIC para "revitalizar el núcleo"

Canduela, en Palencia. ICAL

Se resuelve el expediente incoado en 1983, aunque la protección jurídica como Bien de Interés Cultural tiene efecto en el momento en que fue incoado

La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de Conjunto Histórico, del núcleo de población de Canduela, perteneciente a la localidad palentina de Aguilar de Campoo, “debe aprovecharse para revitalizar la zona y poner en valor los elementos patrimoniales”. “Ahora se abre un proceso de promoción del pueblo, pero también de reforma y rehabilitación patrimonial, arquitectónica y de señalización turística”, afirma en declaraciones a la Agencia Ical el presidente de la Junta Vecinal, Luis Ángel Puebla.

 

Después de tantos años, con un expediente incoado en 1983, se pensaba que la declaración “dormía en el sueño de los justos”, quien recuerda los rumores que se escuchaban hace meses, con cierto escepticismo, que la Junta iba a ponerse, de nuevo, con las declaraciones de Bien de Interés Cultural de diversas zonas y localidades que ya estaban empezadas. Algo que se ha llevado a la práctica, tras que el Consejo de Gobierno aprobara ayer dicha declaración.

 

Con la “misión cumplida”, en un primer punto, detalla que “están muy satisfechos” del reconocimiento que recibe el pueblo, ya que “viene a resaltar los valores que alberga la población”. Por ello, es necesario “aprovechar este BIC y promocionar el pueblo, no solo desde el ámbito municipal, sino con ayuda institucional, desde la propia Junta de Castilla y León y la Diputación”. Todo ello para poner en valor determinados elementos patrimoniales que destacan dentro de la población, al contar con necrópolis medievales, una iglesia o construcciones singulares como la ‘Casa de Postas’ o la ‘Torrona’, es decir, casas palacio, apunta Puebla.

 

El presidente de la Junta Vecinal recalca que esta declaración tiene que servir para revitalizar el núcleo de población, motivo por el que “deben ser capaces, entre todos, de llevarlo a cabo”. Aun así, traslada que, “desde un punto de vista agrícola, es imposible, dado que no hay ningún agricultor y ganadero en activo, razón por la que la alternativa de la zona pasa por potenciar la actividad turística”, asevera. Más si cabe cuando la población habitual no llega a la veintena de vecinos.