La Junta sella con cinco ayuntamientos de Palencia su adhesión al programa 'Rehabitare'

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, firma el protocolo en presencia de la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén. - JCYL

Se suscribe este protocolo para la rehabilitación y destino al alquiler social de viviendas en sus respectivos municipios.

La Junta de Castilla y León ha firmado esta mañana sendos protocolos con los ayuntamientos de La Serna, Villada, Meneses de Campos, Villasarracino y Barruelo de Santúllan, de la provincia de Palencia, para incorporar nuevas viviendas al parque público de alquiler social que la Junta de Castilla y León pone a disposición de las familias del medio rural con dificultades económicas.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y los alcaldes de La Serna, Luis Antonio Puebla; de Villada, Manuel Gañán; Meneses de Campos, Alberto Blanco; Villasarracino, Constantino Antolino; y Barruelo de Santullán, Cristian Delgado, han suscrito este protocolo para la rehabilitación y destino al alquiler social de viviendas en sus respectivos municipios, enmarcado en el programa Rehabitare.

 

Se trata de viviendas en desuso, propiedad de estos ayuntamientos, que ceden a la Junta de Castilla y León para su rehabilitación y para, posteriormente, poder ofrecerlas en régimen de alquiler a familias de estos entornos rurales en situaciones económicas y sociales difíciles.

 

Las viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes, evitando el deterioro del patrimonio municipal y mejorando la estética urbana.

 

Tras la firma del protocolo en el ayuntamiento de Paredes de Nava, que ha actuado como anfitrión por su experiencia en el programa Rehabitare, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha visitado la vivienda recuperada en la localidad, la parte habitable de la antigua harinera que ahora se ha reformado para proporcionar las condiciones de confort y habitabilidad, en cuyas obras la Junta ha invertido 52.000 euros y el ayuntamiento de Paredes de Nava, 23.593 euros.

 

Suárez-Quiñones ha recordado que el programa Rehabitare contribuye a luchar contra la despoblación de forma relevante al proporcionar actividad económica, servicios y confortabilidad, dinamizando la economía del medio rural, dado que las obras recaen en empresas de la zona y proporcionan empleo local, y al mismo tiempo satisface el derecho a la vivienda a las personas y familias más necesitadas.

 

PROGRAMA CONSOLIDADO

 

Asimismo, ha destacado la consolidación del programa, al que se han sumado también los obispados de Castilla y León, que ha permitido incorporar 245 viviendas desde el año 2016, 21 de ellas propiedad de la iglesia, en cuya rehabilitación la Junta ha invertido más de 11 millones de euros.

 

Palencia es una provincia pionera en el desarrollo de Rehabitare, ya que aquí comenzó de manera experimental en 2009 y a partir de 2016 se ha extendido a toda la Comunidad. Cuenta actualmente con un total de 27 viviendas, 25 propiedad de ayuntamientos y otras dos cedidas por el Obispado, en cuya rehabilitación se ha invertido 1.215.412 euros.

 

Las viviendas se ubican en los municipios de Palenzuela, Tabernera de Cerrato, La Serna, Villalcázar de Sirga, Brañosera, Amusco, Frechilla, Villaturde, Antigüedad, Calzada de los Molinos, Villaherreros, Villamartín de Campos, Castrillo de Villavega, Baltanás, Cisneros, Paredes de Nava, Villerías, Villada, Meneses de Campos, Villasarracino, Barruelo de Santullán, Villamoronta y Pomar de Valdivia, estas dos últimas sus respectivas casas rectorales.

 

El programa Rehabitare forma parte del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social y cuyo objetivo prioritario es el fomento del alquiler para las familias y personas más necesitadas, también en el medio rural.

 

Precisamente el BOCyL publicó anteayer la convocatoria de ayudas al alquiler para este año 2020, con un presupuesto de 15,3 millones de euros, y ayer la orden de pago a 1.571 familias de la lista de reserva de la convocatoria de 2019, quienes en los próximos días recibirán el ingreso correspondiente, de las que 106 corresponden a la provincia de Palencia, con un importe de 170.475 euros.

 

Para abonar las ayudas a las restantes familias beneficiarias la Junta tendrá que destinar 4,8 millones de forma extraordinaria, con lo que la convocatoria de 2019 ha alcanzado 20,1 millones de euros, un 31 por ciento más de lo previsto inicialmente.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: