La Junta licita la construcción de una red de biomasa forestal para el campus universitario La Yutera
Cyl dots mini

La Junta licita la construcción de una red de biomasa forestal para el campus universitario La Yutera

Campus de la UVA en Palencia.

Esta actuación energética medioambiental contará con un presupuesto de 1.369.754 euros para la construcción de una central de calor que suministrará una energía anual de 2.076.312 KWs útiles, que evitarán la contaminación de 589 toneladas de CO2 anualmente.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl), ha licitado la contratación para construir una red de calor con biomasa forestal para dar servicio a los edificios del campus universitario ‘La Yutera’, en Palencia: la Escuela Técnica Superior de Ingenieras Agrarias, el Vicerrectorado, el Aulario, el edificio departamental o las Facultades de Educación y de Trabajo.

 

Esta actuación energética medioambiental contará con un presupuesto de 1.369.754 euros para la construcción de una central de calor que suministrará una energía anual de 2.076.312 KWs útiles, que evitarán la contaminación de 589 toneladas de CO2 anualmente.

 

A través de Somacyl, la Consejería se encargará de la gestión de esta nueva infraestructura, en colaboración con la Universidad de Valladolid. Los edificios del Campus de la Yutera atienden actualmente sus necesidades térmicas mediante calderas individuales de gasóleo y gas natural, algunas de las cuales se encuentran en el final de su vida útil.

 

Según apuntan desde el Gobierno regional en un comunicado recoigido por Ical, la central de generación o central de producción de energía se instalará en la parcela donde se ubica la ETS de Ingenierías Agrarias, en su parte posterior. La superficie construida asciende a 258 metros cuadrados, divididos en una zona de almacenamiento de combustible y otra zona de producción de calor.

 

La potencia instalada será de 1.650 KW térmicos suministrados por 1 caldera de tecnología de parrilla móvil, equipada con un multiciclón y un electrofiltro para reducir al mínimo las emisiones a la atmósfera. El combustible será astilla forestal G-100 y el consumo previsto anual será 835 toneladas; el volumen de acumulación del depósito de inercia 40.000 litros para una red de calor con una longitud total de 1,2 KM.

 

Para el control y telegestión de la instalación se contará con un puesto central que comunicará, mediante una nueva línea de fibra óptica, con las subestaciones de intercambio térmico que se ubicarán en cada uno de los edificios conectados a la red.

 

La principal ventaja de esta red de calor es disponer de un sistema centralizado de suministro de energía térmica renovable para todo el campus. De esta forma se sustituye el uso de energía fósil por una energía renovable, sostenible y autóctona, ya que se alimenta de biomasa forestal, que contribuye a generar empleo en entornos rurales, disminuye la dependencia energética de la región y contribuye a la prevención de incendios forestales en la comunidad autónoma.

 

Este sistema reduce la emisión de CO2 del Campus, disminuyendo la huella de carbono y contribuyendo a la transición ecológica. Además, la digitalización y telegestión de la demanda de energía térmica de los edificios que se conectan al sistema, logrará mejorar la calificación energética.