La Junta explica a los alcaldes en qué consiste el área funcional estable de Palencia

La viceconsejera de Administración y Gobierno del Territorio, María José Salgueiro y el delegado territorial, Luis Domingo González, han mantenido un encuentro con los alcaldes de los 20 municipios incluidos en el área funcional estable de Palencia y su entorno, que afecta a 105.376 habitantes.

La Junta de Castilla y León "quiere seguir impulsando activamente uno de los grandes proyectos del Gobierno de esta comunidad autónoma para la presente legislatura, el nuevo modelo de ordenación del territorio". 

 

En el Debate de Política General sobre el estado de la Comunidad, celebrado a finales de junio de este año, se aprobó una Resolución que instaba a desarrollar la citada Ley en lo que afecta a las áreas funcionales estables de la Comunidad, por lo que, para hacer efectivo su cumplimiento, el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, convocó a los alcaldes de los municipios con más de 20.000 habitantes el pasado 8 de julio.

 

Y en la reunión celebrada este lunes se ha trasladado a cada alcalde de los municipios que pueden integrar una de estas áreas funcionales estables "qué supone para su municipio formar parte de ellas y dar formalmente audiencia para conocer su parecer".

 

Los municipios disponen de un plazo de contestación hasta el 11 de septiembre de 2014 para formular las observaciones o sugerencias que estimen oportunas.

 

Las áreas funcionales estables son espacios territoriales, espacios geográficos que se conforman por los términos municipales de los municipios con más de 20.000 habitantes y los de aquellos municipios de su alfoz.

 

Estas áreas, indican, "no forman por sí mismas ninguna entidad, ni asociación, ni corporación, ni administración; solo son espacios delimitados físicamente. Por lo tanto, desde esta perspectiva, la pertenencia al área funcional estable no genera ninguna obligación a los municipios y, por el contrario, pueden beneficiarse de actuaciones futuras concretas".

 

Desde el punto de vista de la comunidad autónoma, y en el ejercicio de sus competencias, "estas áreas facilitarán y permitirán a la Junta planificar sus políticas y concretar qué actuaciones son necesarias en esos espacios territoriales, a través de la aprobación de las correspondientes Directrices de ordenación de ámbito subregional".

 

Desde la perspectiva de las políticas municipales, "estas áreas constituirían el ámbito territorial sobre el que, en un futuro, y de forma totalmente voluntaria para cada municipio, pueden constituirse las Mancomunidades de Interés General (MIG) Urbanas, fórmula asociativa que ya es conocida en la actualidad por todos para prestar mejor y más eficientemente determinados servicios municipales".

 

La característica especial de estas MIG Urbanas, además de la voluntariedad en su pertenencia, "es que cada municipio podrá adherirse a todos, uno, o varios de sus servicios, en el momento que considere oportuno, cuando entienda que su prestación es mejor de manera asociada, quedando a la libre decisión de los municipios que las integran la determinación en los estatutos de cuáles son los fines de estas MIG Urbanas", especifican desde la Junta.