La Junta desactiva en Palencia el nivel 1 del PLANCAL después de 15 días

Tras la mejoría de las condiciones meteorológicas en las últimas horas, en las que se ha podido abrir los accesos a Piedrasluengas, y al estimar que la seguridad de los ciudadanos no se ve comprometida, se declara el fin de la emergencia. Continúan movilizados los medios necesarios para garantizar el mantenimiento de la red viaria.

El delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, ha desactivado a las 12.30 horas del jueves el nivel de gravedad 1 en la provincia de Palencia originado por las nevadas que estipula el Plan Territorial de Protección Civil (PLANCAL), activado el pasado 4 de febrero.

 

De esta manera, tras la mejoría en las últimas horas de las condiciones meteorológicas, se declara el fin de la emergencia y baja el nivel de gravedad de la situación. Esta mejoría ha permitido que en la tarde del miércoles, la localidad de Piedrasluengas haya quedado comunicada por la carretera de Palencia, una vez comprobado el descenso del grosor de la capa de nieve, con lo que también bajó el nivel de riesgos de aludes y desprendimientos. No obstante, y en previsión de hipotéticos aludes o desprendimientos, la apertura de este tramo de carretera, de unos 4 kilómetros aproximadamente, tiene una doble restricción, al quedar cortada al tráfico por la noche y solo, cuando por la mañana se haga una revisión ocular del tramo, se abrirá exclusivamente para residentes y la prestación de servicios. Los efectivos de la Junta siguen realizando las labores de limpieza y vigilancia, en compañía de un equipo de rescate, ya sea del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil, o miembros del grupo de rescate de Protección Civil de la Junta de Castilla y León.

 

La Junta decide bajar el nivel de riesgo al estimar que la seguridad de los ciudadanos no se ve comprometida. Desde este momento, el control de la situación vuelve a corresponder a los servicios de emergencia habituales. No obstante, continúan desplegados los medios necesarios para garantizar el mantenimiento de la red viaria, en la que todavía hay que extremar la precaución.

 

El Plan Territorial de Protección Civil (PLANCAL) se puso en marcha el pasado domingo 1 de febrero porque las nevadas y heladas provocaron situaciones de riesgo para la población.

 

Noticias relacionadas