La exposición ‘Pastores’ llega al Museo Arqueológico de Palencia

La Consejería de Cultura y Turismo lleva la exposición ‘Pastores’ al Museo Arqueológico de la capital. Se trata de una muestra producida por la Filmoteca de Castilla y León de 38 fotografías, en blanco y negro, tomadas por Juan Fernández Castaño a finales de los años 90 en diferentes lugares de Castilla y León.

Las imágenes están enmarcadas en aluminio anodizado negro y tienen un tamaño de 50x60 centímetros. Están divididas en dos series fotográficas según sean retratos de individuos o la muestra de algunos lugares comunes sobre el pastor, sobre la percepción de su figura.

 

La primera, más amplia, es, en palabras de su autor, “un escenario de soledad y compañía, árido y cotidiano, presente y duradero. Son retratos de individuos que asientan sus reales sobre la piel del mundo y se hacen uno con la tierra. Su simbiosis es histórica, monumental y simbólica”.

 

El pastor según el autor

 

Basta imaginar cualquier otro trabajo o profesión en la piel del pastor, enfrentado con ese espacio abierto y la inadecuación de la imagen de la persona al medio se hace evidente. Incluso un campesino tiene fronteras espaciales o temporales.

 

El pastor desarrolla su actividad en una naturaleza carente de atractivo para el común de los ciudadanos y de la que obtiene resultados acordes con sus esperanzas y expectativas.

 

La paradoja es que el pastor, ser errante, arraiga como el olivo o la encina solitaria allí donde está. Se enraíza en la cima, sueña como Jacob con prolongar sus sueños, su estirpe, su sangre hecha vida. Sueña con afianzarse y seguir andando, seguir su trocha o la de sus antecesores.

 

"Para quienes les vemos estar pastoreando, su estela despide aroma de retama y de calostro, olores que nos levantan sobre el tiempo presente para permitirnos bucear en su pasado y asomarnos al difícil porvenir", dice el autor.