La experiencia extrema de un buzo que acaba en las fauces de una ballena para después ser expulsado vivo

Una cámara capturó el momento en que un buzo profesional termina accidentalmente en las fauces de una ballena para después ser expulsado vivo.

 

La historia, que a muchos puede sonar familiar por algún pasaje bíblico o un cuento infantil, sucedió en Port Elizabeth, en Ciudad del Cabo y, como sucede en los cuentos de fábula, terminó con final feliz.

 

Rainer Schimpf, director de Dive Expert Tours, de 51 años, se encontraba realizando fotografías subacuáticas a unos 40 kilómetros de Port Elizabeth cuando notó una extraña presión en su cuerpo y todo se volvió negro.

 

na ballena de grandes dimensiones acababa de engullirlo junto a un grupo de peces. "Supe al instante lo que había sucedido: que una ballena había venido y me había tragado. Y yo, de manera instintiva, contuve el aliento asumiendo que volvería a zambullirme para escupirme después en algún lugar en las profundidades del Océano Índico", dijo Schimpf a Barcroft Tv.

 

La escena quedó retratada por sus compañeros de inmersión, quienes contemplaron atónitos desde el barco cómo la ballena se tragaba al submarinista para después desaparecer bajo el agua. Tras varios minutos de tensión, el mamífero escupió al hombre, que nadó hasta la embarcación para ponerse a salvo.

 

Después el susto, el protagonista de esta increíble historia habló para las cámaras de Barcroft Tv: "Fui un daño colateral. Estoy seguro de que fue tan aterrador para la ballena como para mí".

 

 

El experimentado buzo y conservacionista marino estaba tratando de filmar un grupo de sardinas, cuando pingüinos, focas, delfines, ballenas y tiburones trabajaban juntos para reunir a un suculento banco de peces. En lugar de alejarse, se dejó llevar por el deseo de obtener las mejores fotografías y terminó formando parte de ese remolino de peces. 

Ballena

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: