La excuñada de 'El Chicle' ratifica que la violó cuando era menor y su exesposa no duda de su culpabilidad

Rosario Rodríguez, exmujer de 'El Chicle', llegando a la sala

La exesposa del presunto asesino reconoce ante el jurado que cree que su ex marido mató a Diana y que "todo" lo hizo solo.

Vanesa, hermana gemela de la exmujer de Enrique Abuín 'El Chicle', se ha reafirmado en que el acusado por el crimen de Diana Quer le había agredido sexualmente e incluso amenazado con posterioridad, cuando ella aún era menor de edad con apenas 17 años.

 

Durante su declaración este miércoles en los juzgados de Santiago, la joven ha explicado que con posterioridad a la denuncia coincidía con él y con su hermana, Rosario, en el domicilio familiar durante los fines de semana, pero que nunca se quedaba a solas con Abuín. "Nunca estaba sola, siempre había más gente", ha insistido, además de añadir que era el tipo de relación que tenían durante los días de los hechos juzgados.

 

Sobre la época de la agresión denunciada, que en su día fue archivada de forma provisional pero que se ha reabierto con nuevas diligencias e indagaciones, Vanesa ha recordado que ella era "delgada, con el pelo un poco más largo y morena", además de menor de edad, y que tuvo secuelas psicológicas, que "poco a poco se van sobrellevando", pero que "nunca" las va a olvidar.

 

Así, ha reconocido que tenía "miedo" y que el acusado llegó a amenazarla durante y con posterioridad a la agresión sexual denunciada, durante la que Abuín portaba una navaja, y que llegó a recibir insultos por su parte.

 

También ha respondido que "todos" en su familia la creían cuando decidió denunciar la agresión sexual de Abuín, pero no su hermana gemela (la entonces pareja del acusado).

 

"CREO QUE SÍ FUE ÉL"

 

"Desde el primer momento le exigí la verdad. Llevaba un año preguntándole seguido si tenía algo que ver, pero él decía que nunca la había visto delante". Así ha hablado este miércoles ante el tribunal la exmujer de Enrique Abuín, alias 'El Chicle', que ha confirmado que inicialmente creyó la versión del acusado, pero ahora ya no. "Evidentemente, creo que sí fue él", ha añadido.

 

En la primera declaración pública de Rosario Rodríguez, que inicialmente también fue investigada por la desaparición de Diana Quer, la ahora exmujer de El Chicle ha hablado tranquila y ha respondido a todas las preguntas, explicando que en aquel momento no se imaginaba que él fuese a hacer eso.

 

La exmujer del único acusado ha mencionado los escarceos amorosos de su exmarido y ha confirmado que solía salir de noche, "siempre vestido de oscuro", diciendo que iba a robar gasóleo. En otras ocasiones, ha dicho que había visto garrafas de gasóleo, pero no en esa ocasión.

 

Cuando tuvo conocimiento de que estaba siendo investigado por los agentes, Rosario Rodríguez ha explicado que su marido le pidió que dijese "que había salido con él a robar gasóleo" esa noche, algo que "fue mentira". "Me dijo que dijese que había estado conmigo esa noche porque le querían culpar de algo que no había hecho", ha sentenciado.

 

A preguntas de la fiscal, la exmujer de El Chicle ha reconocido que decidió decir "la verdad" cuando recibió una llamada de los padres de Enrique Abuín diciéndole que estaba saliendo su casa y su hija en la televisión. "Ahí me cabreé y dije que se iba a saber la verdad", ha destacado.

 

SE "ALTERABA UN POCO"

 

La noche que desapareció Diana Quer, Enrique Abuín salió de su casa alegando que iba a robar gasóleo, ha dicho su exmujer, y volvió a lo largo de la noche y durmió "perfectamente", dado que "despertaron" juntos. Los días siguientes, ha añadido, se comportó con normalidad.

 

En todo caso, la exmujer ha negado que tuviese un comportamiento violento, aunque en ocasiones se "alteraba un poco" en las discusiones y ha ratificado que al único acusado de la muerte de Diana Quer le gustaba "tener el coche limpio". En su vehículo, El Chicle llevaba bridas para "sujetar cosas", ha dicho la testigo, que, no obstante, no ha reconocido una brida similar a la encontrada con el cadáver de Diana, que es "más larga" que las que tenía su exmarido.

 

La abogada defensora ha preguntado, además, a la exmujer del Chicle sobre su vida sexual, que ha mantenido que "no era normal" en los últimos años. Rosario ha afirmado que el acusado no era agresivo, pero que, desde aproximadamente cinco años antes del suceso "no había mucha relación". "Él era consciente de que nuestra relación estaba a pique, en agosto ya no estábamos bien", ha sentenciado.