La empresa de riego y extrusión de perfiles de aluminio RAESA recibe ayudas regionales

La Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, a través de la Agencia de Desarrollo Económico (Ade), ha concedido ayudas al grupo Riegos Agrícolas Españoles, S.A. (RAESA) en los últimos años. 

El delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, el jefe del Servicio Territorial de Industria, Marcelo de Manuel, y el director provincial de Ade, Carmelo Seco, acompañados por el director general de ‘RAESA’, Juan Tapias, han visitado hoy las instalaciones de la empresa, donde la Junta de Castilla y León ha destinado en los últimos 15 años ayudas a fondo perdido para inversión productiva y creación de puestos de trabajo por un importe global de 1.154.842 euros.

 

La compañía, ubicada en la localidad de Fuentes de Valdepero y con una plantilla aproximada de 165 personas, es líder mundial en riego por aspersión usando tuberías de aluminio exportando a más de 100 países y también produce y vende en el mercado Europeo perfiles de aluminio para diversos sectores industriales como Automoción, Energético, Aeronáutico. En el año 2013, ‘RAESA’ alcanzó un volumen de ventas de 26 millones de euros, lo que la situó como la decimocuarta empresa de la provincia en ventas según el ranking elaborado por la publicación ‘Castilla y León Económica’.

 

RAESA comenzó su andadura empresarial en 1982 y desde entonces su actividad se ha visto reconocida en varias ocasiones. Entre ellas destaca la medalla de oro concedida por la Cámara de Comercio e Industria de Palencia en el año 1990 o la certificación de calidad ISO 9002 en 1999, siendo la primera empresa que fabrica material de riego por aspersión en obtenerla o más recientemente la obtención del marcado CE para la fabricación de Productos Estructurales de Aleación de Aluminio.

 

Además de las ayudas a fondo perdido para inversión productiva, la Junta de Castilla y León, a través de la ADE, también ha bonificado préstamos a ‘RAESA’ por más de 21.000 euros. En concreto, en el año 2012, la Administración regional bonificaba con 18.274 euros un préstamo para circulante y con 3.045 euros otro destinado a inversión.