La Diputación de Palencia comienza el reparto de nuevos equipos informáticos en 75 municipios

Tablet

El objetivo de esta inversión es avanzar en la implantación de una tecnología más moderna y actual en las corporaciones locales palentinas, que sirva como plataforma de comunicación con el resto de las Administraciones.

La Diputación de Palencia ha comenzado en Villalobón el reparto e instalación del material informático adquirido para los 75 municipios interesados en actualizar y renovar el software y equipos y para reemplazar algunos más en la institución provincial.

 

El objetivo de esta inversión es avanzar en la implantación de una tecnología más moderna y actual en las corporaciones locales palentinas, que sirva como plataforma de comunicación con el resto de las Administraciones.

 

Según ha informado la Institución Provincial se sacaron a concurso dos lotes, uno dedicado a la adquisición de material informático con destino a la Diputación de Palencia adjudicada a la empresa Herbecon Systems S.L. por importe de 49.610 euros y el otro lote, con destino a los distintos Ayuntamientos de la provincia adjudicado a la empresa Hardtronic S.L. en 89.540 euros.

 

En concreto, las ayudas han oscilado entre los 180 euros con los que se subvenciona la actualización del software y los 985 euros para la renovación del equipamiento informático.

 

Por su parte, los ayuntamientos aportarán un 30 por ciento del coste de la renovación y la Diputación asume el otro 70 restante, ya que la Institución palentina ha ejercido como una central de compras con lo que ha mejorado las ofertas para todos los Ayuntamientos de la provincia y la propia Diputación, lo que ha supuesto una gran ventaja en mayor rentabilidad económica, más calidad y menor coste.

 

Esta novedosa convocatoria sólo financia la renovación de equipamiento destinado exclusivamente a la gestión municipal, es decir, el dedicado a gestionar programas municipales como padrón, contabilidad, registro, gestión tributaria y recaudatoria, tramitación de expedientes, etc. y no los destinados a los ciudadanos o usuarios que usen los equipos en lugares como telecentros, bibliotecas o similares.