La Diputación convoca ayudas para favorecer autonomía personal de dependientes, mayores y discapacitados

Mano anciano

Estas ayudas tienen el objetivo de garantizar a los posibles beneficiarios del medio rural la realización de actividades básicas para la vida diaria y la máxima integración.

La Diputación de Palencia ha convocado las ayudas para favorecer la autonomía personal de las personas dependientes, mayores o con discapacidad para el año 2020 dotadas con 70.000 euros.

 

Estas ayudas tienen el objetivo de garantizar a los posibles beneficiarios del medio rural la realización de actividades básicas para la vida diaria y la máxima integración, mejorando su bienestar y favoreciendo su movilidad, comunicación y participación en la vida social y económica de su entorno.

 

De esta manera se posibilita a las personas con capacidades reducidas la permanencia en sus domicilios, según ha comunicado la Institución Provincial.

 

Esta ayuda está englobada en las medidas para la consecución de la meta 8 del objetivo 3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Salud y Bienestar, con el fin de lograr la cobertura sanitaria universal, en particular la protección contra los riesgos financieros, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad y el acceso a medicamentos y vacunas seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos.

 

En concreto, se trata de otorgar ayudas económicas individuales para la adquisición de productos de apoyo y realización de adaptaciones en el hogar destinadas a promover la autonomía personal de los colectivos mencionados.

 

Los beneficiarios deberán cumplir una serie de requisitos, como tener cumplidos los 65 años, en su defecto haber alcanzado los 25 puntos en el Baremo de Valoración de Dependencia o tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

 

Los gastos subvencionados para estas ayudas técnicas deben estar producidos entre el 1 de octubre de 2019 y el 31 de diciembre de 2020 y se subvencionará hasta un máximo de 1.500 euros.

 

Las ayudas, igual que en la convocatoria anterior, se distribuirán en tres clases. La primera para aumentar la capacidad de desplazamiento y autonomía personal, como la adaptación del vehículo a motor o la adquisición de sillas de ruedas.

 

La segunda, para realizar de obras con adquisición o adaptación de útiles en la vivienda habitual de la persona beneficiaria con carácter definitivo, como la adaptación del baño, de habitaciones o de pasillos.

 

La última, para adquirir de ayudas técnicas para la potenciación de las relaciones con el entorno y desenvolvimiento personal, como los audífonos y las gafas o lentillas desechables.

 

Además, se incluye una cuarta categoría destinada a otras ayudas técnicas, como camas articuladas con somier, manuales o eléctricas, grúa con arnés, ordenador personal, carro de ducha o baño, y cubiertos adaptados entre otros.