La Diputación aprueba una moción urgente en apoyo a los trabajadores de Elkano y Orio

El Pleno de la Diputación de Palencia ha aprobado este jueves una moción urgente, consensuada entre los tres grupos políticos, en apoyo a los trabajadores de Elkano y Orio ante la decisión de la empresa de hacer efectivo el cierre y el despido colectivo de la totalidad de los trabajadores.

La Institución Provincial se compromete a colaborar con la Junta de Castilla y León y la Administración Concursal en la búsqueda de soluciones que garanticen la viabilidad de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

 

Asimismo, va a estudiar el posible apoyo financiero al que legalmente se pudiera tener acceso tanto para consolidar o crear empleo e implementar inversiones para adecuar y modernizar las instalaciones y los procesos para conseguir un proyecto "más viable" en términos competitivos.

 

Por otra parte, durante la reunión previa al pleno que han mantenido los portavoces de los grupos políticos -Félix Iglesias, de IU, Jesús Guerrero, del PSOE, María Granda, del equipo de Gobierno Popular, y el propio presidente de la Institución, José María Hernández- con los representantes de los trabajadores, les han explicado la situación por la que atraviesan.

 

Cabe recordar que desde el pasado 12 de enero, los trabajadores de Elkano y Orio se encuentran en situación legal de desempleo, sin haber podido cobrar ni las indemnizaciones ni los salarios impagados de seis meses, lo que supone más de 300.000 euros entre ambos conceptos.

 

Según la empresa, las causas económicas en las que se sustenta esta decisión son la acumulación de deudas que vendrían motivadas por una reducción considerable del volumen de trabajo.

 

Sin embargo, según han informado las trabajadoras en la reunión mantenida en la Diputación Provincial, durante los últimos años, en los que presentan mayores pérdidas, "la empresa no solo ha recibido importantes fondos públicos sino que además se han alcanzado altos niveles de producción", por lo que el cierre se debe a "una gestión ineficiente y un excesivo endeudamiento financiero".

 

Los trabajadores están "convencidos" de que ambas empresas "son viables" y pueden seguir siendo rentables, aunque para ello sería necesario transformar "un proceso productivo ya obsoleto, invertir en nuevas tecnologías que permitan una mayor diversificación y alcanzar nuevos mercados con el reto de situar a la empresa en una posición más competitiva en el sector".