Actualizado 06:53 CET Versión escritorio
Palencia

La cerveza artesanal de Castilla y León exhibe calidad y demanda ayudas

El sector de la cerveza artesanal de Castilla y León, que aglutina el diez por ciento de las empresas de España, exhibe "calidad" y demanda ayudas para un colectivo con "clara vocación rural", "gran competitividad" y una creciente "internacionalización".

Publicado el 03.02.2019

El fenómeno de las cervezas artesanales ha hecho que se dispare la producción de las 'crafts' en un 36 por ciento en España en 2017, aunque el registro fue menor que en años anteriores, según los datos ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa.

El estudio muestra que el número de cerveceras artesanales sigue aumentando en el mercado nacional, registrándose 511 empresas en abril de 2018, lo que supone 34 más que en abril de 2017.

Por zonas geográficas, Cataluña concentra el mayor número de cerveceras artesanalaes, con el 20% del total, seguida de Andalucía con el 16%, Castilla y León (10%) y la Comunidad Valenciana (9%).

El nuevo 'oro líquido' en Castilla y León no escapa a este auge, si bien el colectivo lamenta que, a pesar de los diferentes reconocimientos internacionales que están obteniendo, el acceso a ayudas es "complejo" por su excesiva "burocracia" y por los "escasos beneficios fiscales" que obtienen cuando es un sector con "clara vocación rural", con emprendedores "jóvenes" que pueden ayudar a "fijar población" en los pueblos de la Comunidad.

En la provincia de Ávila, Cerveza Gredos, La Muralla, Tierra Vettona y Ora Nona van ganando poco a poco cuota de mercado. Cerveza Gredos abrió su fábrica en Hoyocasero (Ávila) en 2013 para seguir el "método tradicional artesano de nuestros abuelos", según señalasu portavoz, Eva López. Desde el comienzo han aumento su producción en un quince por ciento y distribuyen tanto en pequeño comercio y tiendas gourmet como El Corte Inglés.

En la provincia de Burgos son tres las fábricas de cerveza artesana que existen en la actualidad, dos radicadas en la capital burgalesa, Cervezas Virtus y Cerveza Dolina, y una en Aranda de Duero, Cerveza Mica. Uno de los fundadores de Cervezas Virtus, Ignacio Millán, ha señalado que el auge de la "moda" de la cerveza artesana ya ha quedado atrás y ahora el consumidor busca un producto "chic" y "gourmet" que marca la diferencia. Cervezas Virtus, creada en 2013, contó con la experiencia del maestro cervecero de Hamburgo, el alemán Friedrich Matthies, con el que se crearon y desarrollaron cuatro variedades 'Pilsen', 'Trigo', 'Altbier' e 'IPA'.

También en Burgos se ubica la factoría de Cerveza Artesana Dolina, inspirada en los yacimientos arqueológicos de la sierra de Atapuerca. Se trata de una cerveza diseñada para convertirse como un producto "marcadamente experiencial e intuitivo', como el trabajo arqueológico, en el que se busca sin tener la certeza de lo que se vaya a descubrir.

León es una de las provincias donde la cerverza artesanal más ha calado con marcas como Four Lions, Cazurra, Kadabra, Brew Indie, Aora, Belecker, Trechura, Urzapa, Castreña, Grannaria, Egeria, Zythum Gore, Wolfram, Old Skull, Los Mayos y Zerep que dotan a este producto de una variedad prácticamente única en la Comunidad.

PALENCIA, UNA DE LAS PIONERAS

En Palencia existen dos marcas de cerveza artesana en la actualidad, Bresañ, que fue en 1989 una de las primeras en empezar a producir en Castilla y León, y Alma del Cerrato, que nace en 2018 con el objetivo de continuar promoviendo la elaboración y comercialización de Torquemada Cerveza Artesana. Hubo una tercera, Vacceum, en la localidad de Venta de Baños, que ya no existe y otras marcas que tan solo son embotelladoras, no productoras.

Según ha apuntado Christothe Le Galle, copropietario de Cervezas Bresañ, en la provincia de Palencia se estarán produciendo unos 25.000 litros de cerveza artesana al año. "En Castilla y León hay muy buena calidad de cervezas" ha afirmado, pero el problema es el mercado porque, ha subrayado, no crece como se debería.

En Salamanca, los amantes de las cervezas artesanas pueden disfrutar de marcas ya presentes desde hace años como Bizarra y Malasombra, o los botellines de Garriela, que se gestan en el corazón de La Armuña, concretamente en la localidad de Valdunciel. Siendo ciudad patrimonial y, desde hace ocho siglos, universitaria, no faltan otras que llevan por nombre 'Cueva de Salamanca', 'Plaza Mayor' o 'Universitas', que se pueden adquirir con distintas características bajo la marca conjunta de Helmántica.

Entre las curiosidades, está la elaboración de West Hell, un brebaje que, según sus promotores, "contiene la ilusión de la infancia, la fuerza de la juventud y la sabiduría de la madurez" y que se fabrica en un barrio de la ciudad de Salamanca, concretamente en el Barrio del Oeste. Igualmente, en su provincia hay localidades que suman la posibilidad de no solo regar sus platos más famosos y típicos con vino de la zona sino también con cerveza de la misma localidad. Ahí por ejemplo está Ciudad Rodrigo, con Mirobirra, una marca artesanal que se lanzó en 2013.

Segovia también es rica en variedad, con nueve fábricas y diez marcas de cerveza diferentes, San Frutos (Segovia), Cerveza Veer (Sebulcor) Goose, (La Granja), Tres cumbres (San Rafel), Octavo arte (La lastrilla), Baixer (Tizneros), Casuar (Montejo de la Vega), Alea Jacta (Carbonero) y 90 varas (Cerezo de Abajo), más dos marcas nómadas como Easy Brewery y Vikingathor.

En la provincia de Soria existen dos marcas registradas como cervezas artesanas, una en la capital (Caelia) y otra en El Burgo de Osma (Arévaka), que comparten el espíritu celtíbero de la tierra. Marcos Sanz Benito elabora cerveza desde hace 15 años a nivel aficionado, pero fue hace ocho cuando empezó a comercializar Caelia. Empezó haciendo alrededor de 400 litros al mes, y ahora ha subido la producción a 800. Su intención es aumentarla a 1.200 o 1.500 litros mensuales, ya para el próximo año 2019.

Alfonso Izquierdo Fernández empezó a hacer cerveza en 2008. La marca Arévaka surgió tres años después, en 2011, elaborada siempre en El Burgo de Osma. En sus primeros años de existencia, además de venderla por la provincia de Soria, trató de abrir mercado en ciudades como Madrid o Barcelona. La dificultad que ello suponía por la proliferación de cervezas artesanas le empujó a abrir hace poco más de un año su propio bar, Alquimia, también en El Burgo.

ASOCIACIÓN

Valladolid es una de las pocas provincias que cuentan con asociación. En ella se encuentran Cerveza Milana, El Secreto del Abad, La Real del Duero y Cerveza Casasola, si bien hay otras marcas como The Flying Inn sin fábrica propia pero con un gran poder de exportación.

Uno de los fundadores de El Secreto del Abad, Roberto Fernández, ha insistido en que el producto que se ofrece es de "buena calidad", lo que repercute en el crecimiento, "al alza en estos últimos cinco años".

Un argumento con el que Fernández cree que se debe ya reclamar "mayor implicación" a las administraciones para que "faciliten" a estas "pequeñas empresas" su expansión, "limitando la burocracia" y "facilitando ayudas" que pueden vincularse también al turismo.

En la provincia de Zamora, Cerveza Bermeja en Malillos de Sayago, Cerveza Artesanal Sanabria en esta comarca, Cerveza Viriato en la capital o Abadía de Aribayos en Moraleja del Vino son algunos de los exponentes.

Pese a que la presencia de la cerveza artesanal es creciente en la provincia, todavía queda mucho trabajo por hacer. Así lo defiende Bernardo Fariña, enólogo y responsable comercial de Abadía de Aribayos, empresa con la que este año ha comercializado 20.000 litros, incrementando en 5.000 litros la producción del pasado año. "El mercado de la cerveza artesana en Zamora es muy pequeño y difícil ya que todavía no hay mucha cultura de cervezas artesana", señala.

URL DE DESCARGA: http://www.europapress.tv/sociedad/423921/1/cerveza-artesanal-cyl-aglutina-10-empresas-pais.html

COMENTARComentarios