La CEP asegura que la criminalidad en Palencia "vuelve a desbocarse" en 2014

La Confederación Española de Policía (CEP) ha emitido este viernes un comunicado en el que muestra su "preocupación por el relevante deterioro que está sufriendo la criminalidad en la ciudad de Palencia" que, según dice, "vuelve a desbocarse". 

Se basa en la estadística oficial de todo 2014 elaborada por la Secretaría de Estado de Seguridad en la que, según critican, "ha experimentado un incremento muy considerable en los principales indicadores de seguridad ciudadana".

 

"Pese a reiteradas declaraciones del Subdelegado del Gobierno en Palencia, Luis Miguel Cárcel, y del Comisario Provincial del CNP, Julián Cuadrado, los datos demuestran que la gestión de la seguridad pública está desbocada, con aumentos durante el año pasado de hasta un 22,2 por ciento en el tráfico de drogas, de un 20 por ciento en la delincuencia violenta y de un 15,2 por ciento en los robos con violencia e intimidación, todo ello en relación con las cifras de 2013", explica este sindicato.

 

La CEP llama especialmente la atención sobre los robos con violencia e intimidación "uno de los que afecta con mayor nitidez a la sensación subjetiva de inseguridad de los ciudadanos palentinos". "Además, se da la circunstancia de que mientras en la capital aumentaron en 2014 ese 15,2 por ciento, en el conjunto de la provincia disminuyeron un 4,3 por ciento", añade la nota que hace alusión a un "contraste alarmante".

 

Insisten en un cuarto indicador que "también resulta especialmente preocupante": el de los robos con fuerza en domicilios. "Mientras que en la provincia de Palencia se lograba descender esta infracción penal hasta un 20,7 por ciento en 2014, en la capital se producía el fenómeno inverso, con un incremento del 3,6 por ciento.

 

La CEP compara el "excelente trabajo de los compañeros de la Comisaría Provincial de la capital" con "la calidad de la dirección y planificación de los servicios y políticas preventivas, que se ubica exclusivamente en la esfera de responsabilidad del Comisario Julián Cuadrado y del Subdelegado del Gobierno, Luis Miguel Cárcel".

 

A su juicio "merece una reflexión pública, por parte de partidos políticos, colectivos ciudadanos y asociaciones de comerciantes y empresarios, ya que una capital de provincia tan importante no merece sufrir una seguridad 'de segunda'".