La 'Casa del Ermitaño' del Cristo será parte del Centro de Interpretación Victorio Macho

El Ayuntamiento de Palencia ha invertido alrededor de 35.000 euros en la reconversión de la antigua 'Casa del Ermitaño' en parte del Centro de Interpretación Victorio Macho. Es el centro turístico municipal que más visitantes registró durante 2014 al rondar los 12.000.

Este inmueble, "que supondrá sumar cerca de 60 metros cuadrados al centenar con el que contamos en el actual museo", apuntó alcalde, Alfonso Polanco, está llamado a albergar una pequeña sala de proyecciones relacionados con la vida y obra del insigne escultor, "en la que también se podrán llevar a cabo talleres para niños", añadió, así como a diferentes exposiciones tanto permanentes, "con reproducciones, bocetos y vaciados de obras de Macho propiedad del Ayuntamiento", temporales, "en donde entra de forma importante la colaboración en la que estamos trabajando con la Fundación Roca Tarpeya de Toledo", apostilló.

 

Además de esta actuación, "con la que cumplimos un compromiso adquirido con la asociación de vecinos del Cristo", recordó Polanco, se anunció que el próximo lunes figura en el Orden del Día de la Comisión de Hacienda la adjudicación de las obras de restauración y conservación de la estatua del Cristo del Otero, "en la que nunca se ha actuado desde que se inaugurara hace 84 años", sentenció el Alcalde, quien explicó que la inversión supera los 60.000 euros y que se tiene previsto que arranque después de las fiestas del barrio, "puesto que tiene que estar acabada obligatoriamente antes del 30 de junio".

 

"Este Equipo de Gobierno es, sin temor a equivocarme, el que más ha hecho por el Cristo del Otero en toda su historia y desde diversos puntos de vista", aseveró Alfonso Polanco, quien relató algunas de estas intervenciones tales como la rehabilitación y pintado de la ermita, el de las vallas, la mejora de la iluminación y los elementos de seguridad, la implantación de la pedrea infantil, "así como una ingente labor de difusión a todos los niveles porque el Cristo del Otero es no sólo la imagen identificativa de nuestra ciudad sino también una de las que permite hacer lo propio con nuestra Comunidad Autónoma", concluyó.