La Asociación En Ruta por las Enfermedades Raras de Palencia llega a tres cimas para recaudar fondos

Alto del Tío Celestino. - EN RUTA POR LAS ENFERMEDADES RARAS DE PALENCIA

Así, el pasado sábado, 8 de agosto, una docena de socios consiguieron llevar el nombre de las enfermedades raras hasta una de las elevaciones más importantes de la Montaña Palentina,

La asociación En Ruta por las Enfermedades Raras de Palencia ha seguido sumando kilómetros y salvando metros de desnivel con el objetivo de continuar su labor de sensibilización, visibilidad y para recaudar fondos en apoyo a la investigación de este tipo de patologías.

 

En concreto, durante lo que va de mes han ascendido, con todas las medidas de prevención y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, el Pico Murcia, el Alto del Tío Celestino y el Pozo de las Lomas, todos ellos en la Montaña Palentina, según informan a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Así, el pasado sábado, 8 de agosto, una docena de socios consiguieron llevar el nombre de las enfermedades raras hasta una de las elevaciones más importantes de la Montaña Palentina, el Pico Murcia (2.351 metros). Este reto extraordinario les llevó, además, a través de las aportaciones solidarias de los participantes, así como de otros socios, a sumar, en el contexto de su campaña #SeguimosEnRutaPorLaInvestigación, 420 euros más a su crowdfunding a favor del programa 'Investigación y Conocimiento' de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

 

Este no ha sido el único reto que han afrontado en las últimas semanas en la Montaña Palentina sino que, recientemente, ayer consiguieron superar su tercer reto ordinario 2020, que, como en otras ediciones, contó con dos modalidades distintas.

 

Mientras que una decena de socios consiguieron alcanzar la cumbre del Alto del Tío Celestino (2.396 metros), otro grupo, menos numeroso, llegó hasta uno de los lugares más espectaculares de la Montaña Palentina, el Pozo de las Lomas (2.050 metros).

 

Como es habitual en los retos ordinarios de la asociación, se ha llevado a cabo una labor de concienciación entre los asistentes, que en esta ocasión se ha centrado, precisamente, en el impacto que la pandemia de la COVID-19 ha tenido, y sigue teniendo, para las personas con enfermedades de baja prevalencia.

 

Este colectivo ha tenido que enfrentarse en el nuevo contexto a una doble problemática, derivada, por una parte, del desconocimiento de los efectos de la COVID-19 en sus patologías y de la interrupción de su abordaje (paralización de la atención social y sanitaria, cancelación de pruebas diagnósticas, consultas con especialistas e intervenciones quirúrgicas, etc.), así como, también, sobre todo durante el Estado de Alarma, de la interrupción de sus terapias rehabilitadoras que, en la mayoría de los casos, son el único tratamiento posible de la enfermedad.

 

El deseo por parte de la asociación de sumar kilómetros en su contador por la investigación, que es, a día de hoy, la esperanza para más de tres millones de personas en España que tienen alguna enfermedad rara, ha llevado a sus socios a sumar kilómetros por varios espacios naturales protegidos, entre los que destacan el Parque Nacional de los Picos de Europa y el Parque Natural de la Montaña Palentina.

 

En este último han realizado rutas como la de la Tejeda de Tosande o la Senda del Oso y han ascendido a algunas de las cumbres más míticas del macizo de Fuentes Carrionas, como el Curavacas (2.524 metros) y, recientemente, el Pico Murcia (2.351 metros) y el Alto del Tío Celestino (2.396 metros). Todos se han llevado a cabo justo cuando están a punto de conseguir, a través del crowdfunding que tienen abierto en la plataforma migranodearena.org (https://www.migranodearena.org/reto/en-ruta-por-las-enfermed...), los 3.000 euros que se propusieron alcanzar en esta temporada 2020 para apoyar, junto con otras entidades, la Convocatoria de Ayudas a la Investigación en Enfermedades Raras de Fundación FEDER.