La AECC recibirá 191.000 euros de la Junta para su labor psicológica y social con enfermos oncológicos

Dinero que se destina a atención psicológica, mantenimiento de pisos y asistencia a pacientes en tratamiento de radioterapia. 

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado a Sanidad la concesión de una ayuda pública autonómica, por valor de más de 191.000 euros, para colaborar en tres ámbitos de intervención de la Asociación Española contra el Cáncer.

 

En concreto, la Junta destina 191.736 euros a la subvención anual a la Asociación para la atención psicológica de los pacientes -y de sus familiares- incluidos en el programa de cuidados paliativos a domicilio; el mantenimiento de los pisos de acogida disponibles en Burgos, Salamanca y Valladolid; y la asistencia a los pacientes en tratamiento de radioterapia en sus necesidades especiales de alojamiento que el desplazamiento para asistir a dichos procedimientos puedan provocar.

 

En el caso de asistencia psicológica vinculada al programa de cuidados paliativos a domicilio, en 2017, la Asociación ha prestado ayuda a 390 pacientes y 351 familias; otras 494 familias recibieron apoyo en situaciones de duelo y, en total, han sido 4.936 las sesiones de asistencia psicológicas a lo largo del año pasado.

 

Asimismo la AECC dispone de tres pisos de acogida, en Burgos, Salamanca y Valladolid, destinados a servir como residencia temporal a enfermos y familiares que precisen trasladarse a esas tres capitales castellanas y leonesas para recibir tratamiento.

 

El año pasado fueron 133 las personas que se han beneficiado de esta infraestructura de la Asociación destinada a facilitar a pacientes y sus familias un ámbito de descanso; a proporcionarles atención psicológica y social, a través de los trabajadores sociales; y a apoyar a los enfermos durante las breves salidas hospitalarias de las que puedan disfrutar mientras duran los tratamientos hospitalarios.

 

Por último, la subvención de la Gerencia Regional de Salud también se ocupa de financiar el servicio que la Asociación facilita a los pacientes en tratamientos de radioterapia cuando sea necesario atender sus especiales circunstancias ya que la duración de los desplazamientos aconseje permanecer en la localidad en donde se realizan esos procedimientos asistenciales. En 2017, diez usuarios se han beneficiado de alojamientos residenciales especiales.