Jordi Évole anuncia por sorpresa su adiós al programa 'Salvados'

El periodista Jordi Évole ha anunciado que dejará de presentar el programa 'Salvados' tras once años al frente del programa de La Sexta.

Lo ha hecho durante una entrevista en 'El Hormiguero' de Antena 3, donde Évole ha anunciado que el próximo domingo, cuando se termina la temporada, será la última vez que presente este programa de actualidad aunque 'Salvados' continuará emitiéndose.

 

Así deja el programa de su tras once años para emprender nuevos proyectos al considerar que "es el momento de dar un relevo, Se ha cerrada un círculo. Me voy a reinventar", ha subrayado Évole, quien no obstante ha admitido que nunca podrá conducir un espacio de la "trascendencia y dimensión" de 'Salvados', en el que ha entrevistado a personajes de fama mundial como el Papa Francisco o Nicolás Maduro.

 

Évole, que renovó recientemente con el grupo Atresmedia, seguirá vinculado al grupo de comunicación y a La Sexta, con un programa en prime time. 

 

NUEVA CARA

 

En cuanto a la nueva cara que se situará al frente del espacio a partir de la próxima temporada, Évole no ha desvelado su identidad aunque se ha mostrado convencido de que hará que no se le eche de menos.

 

"Quiero que sea esa persona la que lo comunique, aunque no sé si podremos mantener durante mucho tiempo el secreto", ha añadido Évole, quien ha agradecido el apoyo recibido por la audiencia durante estos años.

 

SU ENTREVISTA CON EL PAPA

 

Évole aprovechó su visita a 'El Hormiguero' para contar su experiencia ante su famosa entrevista con el Papa Francisco.

 

"Durante los minutos que pasan mientras nos microfonan, tu cabeza va a mil", recordó Évole, a quien el pontífice había insistido en hablar de los refugiados antes de comenzar el encuentro. Una petición por la que, justo antes de empezar, el periodista confesó que se le ocurrió la idea de "hablar de su madre". "Creo que la tensión previa bajó", valoró el presentador, que describió el comienzo como "suave, muy bien". "A partir de ahí, yo me iba yendo de los refugiados", reconoció Évole, antes de añadir que "hubo feeling a pesar de que él sabía que su nivel de creencia no era muy alto".

 

Rememoró el encuentro con el Papa con "muchísima tensión previa". "Yo siempre que encaro una entrevista de esas dimensiones tengo un peso de la responsabilidad muy grande", reconoció el periodista, que se lanzó a confesar algo que, hasta el momento, no había contado a nadie. "Me fui al cuarto de baño y me puse a llorar. Tuve que descargar todo lo que llevaba y me quedé en el cuarto de baño como un cuarto de hora", admitió