Irene Montero da a luz a sus mellizos de forma prematura

Pablo Iglesias e Irene  Montero (Foto: E. P.)

Irene Montero da a luz tres meses antes de los previsto.

Irene Montero y Pablo Iglesias se han convertido en padres, tres meses antes de lo que tenían planeado y es que los recién nacidos se han adelantado de manera prematura. La portavoz parlamentaria de Podemos en el Congreso de los Diputados ha dado a luz esta mañana en un hospital público de Madrid, donde tanto la madre como los bebés permanecen ingresados.

 

Según el entorno cercano a la política, los recién nacidos de manera prematura se encuentran en observación, mientras confirman que la madre está bien. Montero ha dado a luz al rededor de las nueve de la mañana, aunque hasta ayer mismo trabajaba con absoluta normalidad, acudiendo por la tarde al pleno del Congreso. Después acudió al acto que Pablo Iglesias y Jean-Luc Mèlenchon en el Parque del Retiro de Madrid con el objetivo de reforzar alianzas entre Podemos y Francia Insumisa y nada hacía presagiar que el parto el momento del parto se adelantaría tres meses.

 

Una complicada situación para Pablo Iglesias y su pareja que ha enturbiado lo que debería ser un momento de alegría y celebración, ya que los bebés que nacen por debajo de las 28 semanas sufren riesgos en su desarrollo y con considerados grandes prematuros.

 

Como todo lo sucede en la vida de Pablo e Irene, ya sea en el ámbito público o privado, ha transcendido a las redes sociales dando lugar a un intenso debate y dividiendo la opinión pública una vez más.

 

Son unos cuantos los que han aprovechado el nacimiento para hacer bromas al respecto, haciendo alarde de un humor negro que abunda desde el anonimato y haciendo chistes con el nacimiento prematuro e incluso con la salud de los bebés.

 

Sin embargo, son muchos más los que han salido en defensa de los políticos y critican este tipo de chistes, deseándole lo mejor a los estrenados padres a pesar incluso de que muchos no son simpatizantes con sus ideales. Una vez más Irene Montero y Pablo Iglesias dividen la opinión pública, sin ni si quiera proponérselo.