Herrera recalca que Hernández ha fallecido "sirviendo" porque la función pública era "su gran pasión"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha acudido este lunes a la capilla ardiente instalada para despedir al fallecido presidente de la Diputación de Palencia, José María Hernández, de quien ha recalcado que ha fallecido "sirviendo" a los palentinos pues la función pública era "su gran pasión".

El dirigente regional del PP y recientemente designado candidato a la Presidencia de la Junta ha llegado a la capilla fúnebre minutos antes de las 13.30 horas y, tras mostrar su pésame y consolar a la viuda, María Antonia Pardo, y los familiares de Hernández, ha acompañado a los miembros del Partido Popular palentino y, junto a otros consejeros de su equipo de Gobierno, ha permanecido conversando durante cerca de una hora.

 

Herrera ha asegurado estar "sobrecogido" en primer lugar por el "drama familiar" de la pérdida del político palentino pero ha querido ensalzar el "valor" de Hernández "en un momento en que el oficio público cotiza a la baja" y recalcar que "ha muerto sirviendo" en unos últimos días en los que entiende que "han convivido en él la enfermedad y la responsabilidad" mientras no dejaba de resolver los problemas de los ciudadanos, sobre todo de la zona norte durante el temporal de nieve que afectó a la zona hace poco más de una semana.

 

"Ésto viene a poner un inesperado colofón a lo que ha sido una vida de dedicación a la política y al servicio público", ha añadido, antes de apuntar que la viuda de Hernández le ha relatado que fue "la gran pasión a la que dedicó tiempo restándolo de casa durante una gran parte de su vida".

 

En este sentido, ha citado como características esenciales del recientemente fallecido su "prudencia" y su seriedad, pero también le ha definido como "extraordinariamente cordial, leal, disciplinado, trabajador" y como un hombre "bueno, honesto y honrado" que, en definitiva, "deja muy alto el listón de la política con mayúsculas". A juicio de Herrera, José María Hernández trasladó todo ello "a la política para las personas".

 

Herrera ha recordado que el fallecido ha mantenido una larga dedicación a los servicios sociales, como parte de "la gran cantera que hay en Palencia" en el trabajo de estas políticas para los niños, las personas con discapacidad y los servicios sociales. "Luego lo compaginó con algo que le entusiasmaba, como era atender a nuestros paisanos en el medio rural", ha recalcado.

 

Por ello, aunque ha asumido que los "valores y todo aquello que concitaba la persona de Chema es irremplazable", pero ha aseverado que "su legado y su testimonio" tienen que animar a sus compañeros de partido a hacer lo que les gusta hacer y a mostrar la "pasión por servir a los demás".

 

Para Herrera supone una "pena" despedir a un "político con mayúsculas", al tiempo que ha animado a Palencia y Castilla y León a sentirse "muy orgullosos", al igual que se siente el Partido Popular. "Lo quiero decir como presidente del PP, como paisano y como amigo de Chema", ha concluido.