Herrera advierte en los premios Castilla y León del riesgo de ser un Estado con Constitución pero sin "espíritu constitucional"

JCYL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha hecho entrega hoy de los Premios Castilla y León 2017, en un acto en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha advertido de que España corre el riesgo de ser un Estado con Constitución pero sin "espíritu constitucional" en un momento en el que la democracia "no puede funcionar" en su día a día sin "acuerdos" por lo que, a su juicio, más importante aún que el "estado de salud" de la Carta Magna lo es el del "sentimiento constitucional".

 

Herrera ha lanzado este mensaje en el que ha sido su discurso institucional con motivo del Día de la Comunidad pronunciado en la entrega de los Premios Castilla y León que en esta edición han recaído en el escritor Juan Carlos Mestre, los jugadores de balonmano 'Juanín' García y Fernando Hernández, la ONCE, el Grupo Antolín y la experta en Derecho Internacional Araceli Mangas.

 

En este foro Herrera ha reflexionado sobre varios aspectos como la situación de la Unión Europea y sus "gravísimos problemas" demográficos, el reto secesionista de Cataluña, el modelo de financiación autonómica o la Constitución en un año en el que se celebra su 40 aniversario.

 

En su alocución, Herrera ha considerado que el Estado Autonómico y Europa son "modelos incompletos" aunque "no fallidos" y ha considerado "crucial" que todas las instituciones sepan que su propia existencia no se justifica en "ningún pedigrí identitario", por lo que ha llamado a la obligación de respetar la ley y prestar un servicio "mejor" al interés de las personas.

 

Así, ante los cientos de invitados a esta entrega de premios celebrada en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, el presidente de la Junta ha insistido en que Europa es el contexto político de las "democracias avanzadas" y "el lugar del mundo con los sistemas de protección social más desarrollados", un punto en el que se ha referido a políticas europeas de especial importancia para Castilla y León como la Política de Cohesión o la Política Agraria Común.

 

Con respecto a la Política de Cohesión Herrera ha defendido que debe orientarse decididamente a afrontar los "gravísimos problemas demográficos" que sufre Europa, mientras que con respecto al futuro de la PAC ha recordado que Castilla y León defenderá, desde una posición común, el mantenimiento de la actual financiación.

 

"EUROPA ES UNA CASA EN OBRAS"

 

Sin embargo, el presidente ha considerado que para avanzar en estas y otras cuestiones es necesario "apuntalar y promover" el proyecto europeo, ya que, como ha reseñado, actualmente es "frágil e incompleto", ha relegado "a un muy segundo plano" los aspectos sociales y ha carecido de "decisión y valentía" en la búsqueda de la unidad política.

 

"Europa es hoy una casa todavía en obras, con habitaciones y pasillos que facilitan los intercambios económicos pero con unos cimientos políticos que no acaban de fraguar y con un tejado sin cerrar que, en caso de tormenta, hace que mucha gente quede a la intemperie y pase frio", ha lamentado el presidente.

 

Para Herrera el "azote" de la crisis económica ha propiciado el auge "sin precedentes" de posiciones directamente contrarias a la UE y el "resurgir" de los nacionalismos excluyentes, a lo que ha apuntado el presidente como "el fracaso mayor de la Unión". "Todo esto se produce en un contexto en el que pesan también la crisis de los refugiados, el azote del terrorismo, el desenlace desafortunado del Brexit", ha aseverado, al tiempo que ha reseñado que "Europa se encuentra en un cruce de caminos".

 

El presidente de la Junta ha defendido que España "debe tener un papel trascendental" en un momento como este, una respuesta que, como ha considerado, debe venir de la Constitución. En este punto ha explicado que España ha pasado de una democracia de "alternancia" a una "democracia de consensos" que "no puede funcionar" sin acuerdos.

 

Herrera ha hilado este argumento con la convicción de que España está sometida actualmente a evidentes "tensiones y retos" como la "urgente" necesidad de un modelo de financiación autonómica que permita el adecuado "despliegue" de los servicios y que garantice para ellos la suficiencia de recursos desde "factores objetivos y concretos".

 

El presidente de la Junta ha insistido en este punto en elegir la vía del "diálogo político". "Es imprescindible que nos escuchemos más los unos a los otros y también que los podemos públicos escuchemos más a la sociedad civil a través de avances en democracia participativa y diálogo civil", ha manifestado.

 

"GOLPE CIVIL EN CATALUÑA"

 

Tras estos argumentos Herrera se ha referido al "golpe civil en Cataluña" donde "poderes públicos cuyo origen está en la Constitución y la Ley han desbordado absolutamente sus límites considerándose a sí mismos exentos de estar sometidos al imperio de la ley". "Allí se ha roto deliberadamente la convivencia entre ciudadanos libres e iguales, se ha vulnerado la democracia", ha reseñado.

 

"Se ha debilitado el propio Estado Social y para colmo se ha sometido a la UE a nuevas e indeseables tensiones", ha criticado, tras lo que ha considerado que ante estas "tensiones" los socios "no siempre han estado a la altura". "Pues si la UE titubea ante ellas, sin duda, algo se está haciendo mal, porque debería estar absolutamente claro que el intento de doblegar a un Estado miembro desde alguno de los propios poderes de ese Estado es un ataque directo al mismo fundamente de la construcción europea", ha aseverado.

 

Por último, ha defendido el Estado Autonómico como garantía de un modelo "avanzado de descentralización política y administrativa". "Un modelo sin duda mejorable pero que dista mucho de estar agotado, ha sido la falta de lealtad la que ha impedido que el modelo funcionara mejor", ha trasladado, un punto en el que ha defendido que la corrección de "excesos" y la garantía de "lealtad" deben ser siempre el objetivo de cualquier reforma.

 

Herrera ha cerrado su discurso con un recuerdo a los 35 años de autonomía que se cumplen en 2018 y ha considerado que es un buen momento para mirar de frente los retos y para reforzar la "autoestima". "Todo ello tendrá pleno sentido si lo hacemos juntos y desde nuestros mejores valores", ha concluido.