Gasolina y gasóleo se preparan para el verano y vuelven a ponerse en precios máximos

Mangueras de carburante en una estación de servicio. Foto: EP

El precio de los carburantes sube con fuerza y se sitúa en los niveles más altos de todo el año tras varias semanas de tregua.

El precio del gasóleo y de la gasolina han vuelto a repuntar, después de la tregua en las últimas semanas, y ha tocado nuevos máximos en lo que va de 2019. En concreto, el precio medio del litro de gasóleo se ha encarecido esta semana un 0,12%, para tocar por primera vez en lo que va de año la cota de los 1,26 euros, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Europa Press. De esta manera, este carburante, que la pasada semana ya había repuntado ligeramente, se sitúa en unos niveles que no se veían desde mediados de noviembre del año pasado.

 

En el caso del precio medio del litro de gasolina, después de encadenar dos semanas consecutivas de caídas, ha vuelto esta semana a repuntar (+0,22%), para tocar los 1,357 euros, su segundo nivel más alto en lo que va de 2019, tan solo por detrás de los 1,358 euros que marcó a principios de este mes de mayo.

 

Ambos carburantes entraron a principios de año en una tendencia alcista con la que rompían una espiral a la baja que había llevado a un abaratamiento del 13% en el caso de la gasolina, y de más del 12% para el gasóleo, desde los máximos que alcanzaron en octubre.

 

Además, desde el pasado 1 de enero entró en vigor el denominado 'tipo especial' único, la nueva fiscalidad que grava el consumo de hidrocarburos y que fue regulada por el anterior Gobierno del PP en los PGE de 2018, lo que ha provocado una subida de los precios de venta al público de la gasolina y el gasóleo de 10 y 22 céntimos por litro, respectivamente, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

 

Con este nivel de precios, el llenado de un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta 74,63 euros, unos 10 euros más que a principios de año, mientras que en el caso del gasóleo asciende a 69,3 euros, unos 7 euros más que al inicio de 2019.