Fernández destaca en Villalar el punto de inflexión para la primavera del cambio tras el "duro invierno" del PP

Pablo Fernández, en Villalar. E.P.

El secretario de Podemos en Castilla y León ha añadido la necesidad de aplicar políticas que permitan dejar de hablar de precariedad laboral.

El secretario de Podemos en Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, ha destacado la importancia del Día de Villalar de este año desde el convencimiento de que será el "punto de inflexión" en el final de ciclo de los sucesivos gobiernos del PP.

 

"Afrontamos este día con mucha ilusión, con mucha esperanza de que en mayo va a cambiar el Gobierno de esta Comunidad y vamos a poder tener una Castilla y León más justa y más digna", ha explicado Fernández en declaraciones a los medios de comunicación a los pies del monolito en homenaje a los Comuneros de Castilla en la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros donde se festeja el Día de la Comunidad.

 

Fernández ha reivindicado la necesidad del cambio en la Junta de Castilla y León para aplicar otras políticas que ayuden a que se deje de hablar de despoblación en una Comunidad que ha situado en el epicentro de la España vaciada.

 

A esto ha añadido la necesidad de aplicar políticas que permitan dejar de hablar de precariedad laboral, para lo que ha abogado por derogar las dos reformas laborales aprobadas en el país, y que ayuden a erradicar la brecha salarial desde el convencimiento además de que la revolución llegará de la mano de las mujeres "o no será".

 

Fernández ha reivindicado también la importancia del sector primario en Castilla y León y el modelo de los agricultores y ganaderos a título principal y ha apostado también por potenciar la investigación y el desarrollo para poder generar empleos de calidad y favorecer a la vez la fijación de población.

 

Así, ha expresado su deseo de que tras el "largo y duro invierno" de gobiernos del PP germine la "primavera del cambio" que propone Podemos para conseguir una Castilla y León "más moderna, más digna y mejor" donde las personas "sean lo primero".

 

Fernández ha entonado el "a galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar" en su alocución al pie del monolito donde ha cargado contra los "patriotas de pacotilla" y donde ha reivindicado la necesidad de que se cumplan los artículos de la Constitución Española que protegen a los ciudadanos. En este sentido, ha abogado por una reforma de la Carta Magna que permita blindar los derechos sociales y ha cargado contra la reforma del artículo 135 acordada en su día por PP y PSOE que vendió al pueblo español a los bancos alemanes y a los acreedores europeos.

 

El secretario de Podemos en Castilla y León ha aprovechado para hacer un reconocimiento expreso a los abuelos y a los padres y madres "valientes" que trajeron la Democracia a España en un ejemplo de "dignidad", como el que encarna ahora la plataforma en defensa de las pensiones dignas cuyos integrantes se reivindicaron antes en el monolito.