Fallece ahogado un niño de 4 años en la piscina de un hotel de Ibiza

Ambulancias del SAMU 061

Un niño de 4 años de edad ha fallecido este domingo ahogado en la piscina de un hotel de la localidad de Sant Antoni de Portmany, en la costa Oeste de la isla de Ibiza, según ha informado el 061.

El suceso se registró sobre las 14.35 horas, cuando se dio aviso a los servicios de emergencias que, aunque practicaron labores de reanimación durante 45 minutos, no pudieron hacer nada para salvar la vida al menor de nacionalidad holandesa.

Hasta el lugar se desplazaron, entre otros efectivos, una UVI móvil, según detallaron desde el 061.  También Policía Local y Guardia Civil además de psicólogos del 112 para atender a la familia del pequeño.

 

CÓMO ACTUAR EN CASO DE AHOGAMIENTO

 

Las piscinas particulares son las que registran más ahogamientos. Por eso, la Asociación Nacional de Seguridad Infantil alerta de que si un niño no contesta o no aparece, la piscina es el primer sitio al que se debe acudir.

 

Advertir con rapidez un ahogamiento es clave para evitar un fatal desenlace. Y uno de los errores más comunes que cometen los padres es subestimar los riesgos de una superficie poco profunda. Treinta centímetros bastan para que se ahogue un niño, según confirma el técnico de Emergencias de Cruz Roja: "Incluso las bañeras de plástico, aparentemente tan inofensivas, pueden dar un buen susto".

 

Si el ahogamiento se produce en una piscina pública o comunitaria, lo primero que debe hacerse es avisar al socorrista encargado de la caseta de salvamento más cercana. Los encargados de actuar en estas situaciones deben ser profesionales.

 

Una persona que se precipite a salvar a otra, sin estar segura de sus capacidades, puede acabar ahogada.

 

Si la instalación no cuenta con servicio de vigilancia, la prioridad es llamar al teléfono de emergencias (112). En caso de poder sacar del agua a la víctima sin correr riesgos, deben aplicarse los primeros auxilios para mantenerla con vida mientras llega la atención médica.

 

CONSEJOS PARA EVITAR AHOGAMIENTOS

 

-Vigile constantemente a los niños cuando están en el agua o juegan cerca de ella. 

 

-Siga la regla 10/20. La Asociación Nacional de Seguridad Infantil recomienda mirar a la piscina cada 10 segundos, como mínimo, y comprobar que puede llegar hasta donde está el menor con el brazo en menos de 20 segundos.

 

-Instale cercas alrededor de la piscina para evitar el acceso al agua de niños sin vigilancia. 

 

-Recuerde que los flotadores no eximen a los adultos de vigilar a los niños. 

 

-No subestime el riesgo de las piscinas hinchables

 

-Mantenga a los niños alejados de los desagües y de la depuradora. 

 

-No se bañe ni permita el baño a los niños justo después de comer para evitar un corte de digestión. 

 

-Asegúrese de que la piscina cuenta con dispositivos de rescate. 

 

-Enseñe a nadar con seguridad a los niños

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: