Europraliné y los trabajadores llegan a un acuerdo para "garantizar" el futuro de la empresa

La dirección de Europraliné y el Comité de Empresa han llegado a un acuerdo para la firma del convenio colectivo hasta el año 2016 que "garantizará" el futuro y la viabilidad de la empresa.

De esta forma, la compañía pretende avalar la viabilidad presente y futura de un proyecto empresarial que da trabajo a más de 65 personas en su sede y centro productivo ubicado en San Isidro de Dueñas (Palencia), según un comunicado remitido por la empresa a Europa Press.  

 

La empresa ha subrayado que el objetivo es "fomentar" los productos de Trapa mediante los planes puestos en marcha para "afianzar y ampliar" un proyecto "sostenible" y a largo plazo.

 

Europraliné se encuentra a la espera de la decisión final por parte de la autoridad judicial sobre la liquidación de la compañía, por lo que ha mostrado su "absoluto" respeto por el auto dictado por el Juzgado de lo Mercantil de Palencia en mayo, que confirma los postulados de la compañía para dar vía libre al nuevo proyecto, que pretende dar un "nuevo empuje" a las marcas chocolateras que se elaboran en la localidad palentina de San Isidro de Dueñas.