España se las verá con Serbia en cuartos tras arrollar a Montenegro
Cyl dots mini

España se las verá con Serbia en cuartos tras arrollar a Montenegro

En una noche muy peligrosa, que podía dejarle sin campeonato de Europa y también sin Mundial, exhibió sus galones de rey continental y arrolló a un rival impotente sobre el parqué valenciano.

 ESPAÑA 78 : Palau (2), Ouviña (8), Quevedo (2), Gil (5) y Ndour (17) --quinteto inicial--; Domínguez (-), Casas (4), Conde (19), Rodríguez (2), Carrera (4), Cazorla (11) y Ginzo (4).

MONTENEGRO 51: Mujovic (8), Pasic (9), Jovanovic (10), Dubljevic (10) y Gatling (10) --quinteto inicial--; Zivkovic (2), Aleksic (2), Rakovic (-), Kovacevic (-), Lazarevic (-), Lekovic (-) y Jaksic (-).

PARCIALES: 26-18, 19-9, 21-14 y 12-10.

La selección española de baloncesto femenino se ha clasificado para cuartos de final del Eurobasket de Valencia tras imponerse este lunes a Montenegro (78-51) y buscará las semifinales frente a otro rival balcánico, Serbia.

 

Con el liderazgo anotador de María Conde (19 puntos) y Astou Ndour (17), España regaló una gran actuación a una Fonteta entregada y resolvió con mucha autoridad esta peligrosa eliminatoria. Superado este escollo, el miércoles se medirá en cuartos con Serbia, invicta en este Eurobasket y más descansada tras finalizar primera de su grupo.

 

Tras su tropiezo inicial ante Bielorrusia, España se ha convertido en un rodillo en este Eurobasket y ha batido a sus tres siguientes rivales por una diferencia media superior a los 26 puntos. En una noche muy peligrosa, que podía dejarle sin campeonato de Europa y también sin Mundial, exhibió sus galones de rey continental y arrolló a un rival impotente sobre el parqué valenciano.

 

Se encargó de encender la mecha Ndour con 11 puntos sin fallo en el primer cuarto. La MVP del Eurobasket desarmó a su par, Markeisha Gatling, y también a los más de 2.600 aficionados congregados en La Fonteta, que contemplaron con regocijo cómo la anfitriona rompía la barrera de los diez puntos al inicio del segundo cuarto (28-18).

 

Milica Jovanovic, la mejor de Montenegro en el torneo, ilustraba la frustración balcánica y cometía la tercera falta personal en el equipo que, a pesar de vestir de rojo, ejercía como visitante. Cuando la cuerda amenazaba con romperse a favor de España, fue Conde quien se animó a pegar un decidido tirón.

 

En su mejor actuación con el equipo nacional, la alero del Praga encadenó un triple y dos contraataques para sumar 15 puntos solo en la primera mitad. Sus compañeras le respaldaban en la otra parte del campo, con una defensa feroz que oscurecía el ataque montenegrino, incluidas varias posesiones seguidas sin llegar ni siquiera a lanzar. Con toda la maquinaría perfectamente engrasada, España dejaba la eliminatoria más que encarrilado al descanso (45-27).
 

UN MURO INFRANQUEABLE

En la segunda parte, las pupilas de Lucas Mondelo no quitaron el pie del acelerador y apretaron aún más las clavijas en defensa espoleadas por una intensa Laura Gil que tuvo que pedir el cambio, exhausta tras dejarse la piel cortando cada línea de pase, entregándose en cada rebote.
 

De esta forma, pronto se rompió la barrera de los 20 puntos (52-31, min.23) y el equipo entrenado por Jelena Skerovic perdió la escasa fe que aún conservaba. En el otro banquillo, Mondelo aprovechaba para repartir esfuerzos entre sus jugadores, consciente de que su próximo rival, Serbia, llegará con un partido menos en las piernas.
 

Así que Ndour se fue al banquillo, pero no Conde, a la que el técnico concedió más tiempo sabedor del paso adelante que estaba escenificando con la selección, ese que necesitaba el equipo nacional tras la marcha de varias jugadoras importantes. Con la Fonteta haciendo la ola, un viejo gesto que la afición disfrutó aún más en la 'nueva' normalidad, España cerró otra noche redonda que le vuelve a meter en la pelea por las medallas.