Actualizado 19:11 CET Versión escritorio
Palencia

España, por la mínima, avanza a la semifinal del Eurofutsal

El golazo de Pola en la primera mitad valió para que la heptacampeona venciese a Ucrania en un partido en el que, al igual que contra Azerbaiyán, el dominio no se tradujo en el marcador. 

Publicado el 07.02.2018

España ya está en semifinales del Europeo de fútbol sala. Eso sí, lo ha conseguido de una forma discreta, tensa, y poco goleadora. Un solitario gol de Pola sirvió, al igual que ante Azerbaiyán, para dar la victoria a la siete veces campeona continental ante una Ucrania muy sólida en defensa pero sin opciones en el ataque.

 

España asumió con naturalidad su condición de favorita en estos cuartos de final y tomó el control del partido desde el principio ante una Ucrania muy segura en defensa, con presión en tres cuartas partes de cancha pero que, principalmente, buscaba minimizar los errores en las marcas. La iniciativa era española, y también las mejores ocasiones, aunque de nuevo faltó precisión para materializarlas en gol.

 

La primera mala noticia para el combinado de José Venancio López llegó en el minuto 14, con la lesión de un Sergio Lozano. Esta vez, a diferencia de lo que sucedió en el Mundial de Colombia, se trata de un problema muscular aunque se desconoce su gravedad por el momento. Un minuto después Lin tuvo una de las más claras ocasiones, sin éxito, y Ucrania llenó su marcador de faltas cuando restaban cinco minutos.

 

En estos últimos minutos de la primera mitad apareció Pola para, en un disparo desde doce metros, acomodar el interior de su pie y golpear con fuerza y precisión al balón, dirección escuadra. Así llegó el 0-1 con el que se llegó al descanso.

 

Ucrania mostró más ambición tras el paso por vestuarios. Subió su marca, pero España demostró su calidad y lograba zafarse de esa asfixia. El partido se endureció casi desde el inicio, con la tarjeta amarilla a Zhurba y unos minutos de imprecisiones por parte de ambas escuadras. La Roja generaba peligro, no con demasiada claridad, pero siempre aparecía el veterano Ivanyak para mantener a los ucranianos en la eliminatoria.

 

Antes del ecuador del segundo acto, Ucrania tuvo sus mejores minutos. Apretó y estuvo cerca del empate, primero con un tiro de Biloterkivets que salva Sedano, y después con una volea de Pediash en un corner que se marcha lamiendo el poste. España también dispuso de oportunidades aunque la puntería no fue buena. La más clara, de Lin en un mano a mano salvado por el portero. También Adolfo, con un disparo duro repelido por Ivanyak. La selección española sabía encontrar los espacios y poner a Ucrania en aprietos.

 

En el minuto 30 Shoturma se vistió como portero jugador, aunque no fue capaz de inquietar a la bicampeona del Mundo, que tiene estas situaciones muy bien trabajadas. De hecho, fue España la que estuvo más cerca del gol con un disparo lejano de Miguelín, y un intento de vaselina de Álex tras una parelela. Ucrania tuvo en una contra tres contra dos su ocasión más clara, pero se topó contra la defensa española.

 

A falta de cuatro minutos Kosenko solicitó tiempo muerto, pero su ataque de cinco no mejoró. Lin la tuvo de nuevo, tras robar, pero su disparo se marchó. Repitió el segoviano con otro mano a mano en el que Ivanyak ganó la partida; Miguelín y Bebe también se vieron frenados por el portero.

 

Eran minutos de tensión. Cualquier fallo podía ser un gran castigo para España, pero la experiencia de Miguelín, quien durante estos minutos tomó el relevo de Pola en el liderazgo del equipo, otorgó solidez al equipo para mantener la valiosa renta hasta el pitido final.

 

El jueves 8 de febrero se disputarán las semifinales de este europeo. Por un lado Portugal y Rusia, dos de las favoritas, que llegan con sensaciones distintas: arrolladora la selección de Ricardinho, discreta la dirigida por Skorovich. Por otro, España ante una Kazajistán que ya demostró ante los rusos, en la fase de grupos, que es candidato a poder ganar el torneo.

COMENTARComentarios