El Tribunal Superior absuelve a un palentino condenado por abuso sexual a su mujer y mantiene la pena por maltrato y amenazas
Cyl dots mini

El Tribunal Superior absuelve a un palentino condenado por abuso sexual a su mujer y mantiene la pena por maltrato y amenazas

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha absuelto a un hombre en Palencia al que la Audiencia Provincial condenó por abusos sexuales continuados a su mujer, aunque mantiene la pena por malos tratos habituales y amenazas.

 

Según refleja la sentencia facilitada por el TSJCyL y recogida por Europa Press, el alto tribunal castellanoleonés también ha variado la cantidad de meses de prisión de la condena por maltrato habitual, que se había fijado en 22 y ha pasado a 34.

 

Asimismo, se le prohíbe acercarse a su mujer a menos de 50 metros y no a 100 --como reflejaba la sentencia de la Audiencia Provincia de Palencia-- de su domicilio, lugar de trabajo y cualquier otro en que se encuentre, así como comunicarse con ella por cualquier medio, durante el mismo periodo de tiempo.

 

Por otra parte, mantiene la condena de seis meses de cárcel por el delito de amenazas y la privación del derecho a tener y portar armas durante un año y un día más así como a indemnizarla con 6.000 euros por daño moral.

 

Según la nueva sentencia, "no existen pruebas concluyentes que permitan afirmar, más allá de toda duda razonable que la actuación del acusado a lo largo de más de 50 años de su matrimonio haya sido guiada únicamente por el propósito criminal de satisfacer sus deseos libidinosos con absoluto desprecio a la libertad sexual de su esposa" y por eso le absuelve del delito de abuso sexual.

 

Los hechos enjuiciados sucedieron la noche del 23 de julio de 2017 cuando J.P.D. después de que su mujer se fuese a su habitación, ya que dormían separados, la llamara para que acudiera la suya con la intención de mantener relaciones. Al no acudir ésta, el acusado fue en su búsqueda y "la cogió de las manos para llevarla a su habitación donde mantuvo relaciones sexuales".

 

Al día siguiente por la tarde, cuando la mujer pensaba que iba a ocurrir lo mismo que la noche anterior, salió de su casa para evitarlo y se encontró a su hijo, quien al contarle todo lo sucedido llamó a la Guarda Civil para denunciar lo ocurrido.