El sindicato CSI-F considera que la reestructuración de la sanidad palentina "es un ERE encubierto"

Desde la organización sindical apuntan que están "totalmente en contra de la desaparición de médicos y enfermeras en el mundo rural, porque una cosa es reorganizar y otra es suprimir puestos de trabajo".

Señalan del mismo modo que "la reestructuración en Palencia supone la desaparición de 15 médicos y 3 enfermeras de los Centros de Salud Rurales".

 

Esto sin duda, dicen, "supondrá un menoscabo, en la calidad asistencial al ciudadano, así como, una sobrecarga laboral de los profesionales sanitarios que prestan sus servicios viéndose afectados por el aumento de pacientes y una gran dispersión geográfica".

 

Se preguntan de igual suerte "cómo vamos dar contenido, al nuevo Hospital, si cada día tenemos menos personal. No se puede seguir pidiendo esfuerzos continuos a los trabajadores, cuando la propia administración, no valora ni reconoce lo que el personal está haciendo".