El silencio de la noche palentina despide al Santo Entierro

Miles de personas participan en la Función del Descendimiento y acompañaron al Santo Entierro en la noche del Viernes Santo.

El acto del descendimiento que escenifica con el desenclavo de Cristo volvió a celebrarse en la Plaza de la Inmaculada, como preludio al cortejo del Santo Entierro.

 

En esta procesión desfilan los pasos de la cofradía del Santo Sepulcro: el Cristo del Perdón, el Calvario, el Descendimiento (todos ellos del imaginero, Miguel Ángel Rojo), el Santo Sepulcro, de Ramón Núñez, de 1927 y la Virgen de los Siete Dolores, de Vicente Espinet.

 

Junto a ellos desfilan el Santísimo Cristo de la Misericordia, Jesús Crucificado y Nuestra Madre Dolorosa, la Virgen de la Piedad y Nuestra Señora de la Soledad. 

 

El Santo Sepulcro ha desfilado arropado por miembros del Cuerpo Nacional de Policía, que es hermano honorario de la cofradía penitencial. Al frente de este cuadro, en el que participaron 30 agentes, participó el director general del cuerpo, Ignacio Cosidó.