El "Sí a San Glorio" congrega a numerosos vecinos de la Montaña Palentina

Manifestación a favor de San Glorio

Numerosos vecinos de la comarca se han dado cita en la manifestación convocada en la Montaña Palentina a favor del proyecto de San Glorio.

Convocados por la asociación "Salvemos la Montaña Palentina", los manifestantes se dieron cita en la plaza mayor de Guardo para iniciar una marcha reivindicativa hasta el municipio de Velilla del Río Carrión.

 

Una vez en Velilla se procedió a la lectura del manifiesto en el que se reivindicó a las administracionnes que sigan apostando por la futura estación de esquí de San Glorio.

 

La manifestación, que arrancó a las cinco de la tarde de este sábado en Guardo, ha contado con la presencia de numerosos vecinos de toda la comarca, destacando desde la organización el apoyo recibido por los alcaldes de la zona, tanto de Palencia como de León.

 

Al inicio de la manifestación se leyó un comunicado en el que se daba las gracias "a todos los empresarios  de la hostelería, la industria  y el comercio, a las distintas asociaciones culturales,  deportivas, pensionistas, amas de casa, grupos juveniles, cazadores, pescadores, motoclub, asociaciones de padres de alumnos, a los alcaldes y representantes de todos los ayuntamientos de la Montaña Oriental Leonesa y Palentina que se encuentran hoy aquí, a los periodistas que dan cobertura de este evento, a todos los que estáis aquí presentes, y a los que no han podido asistir".

 

Comentaron del mismo modo que "el futuro se sigue presentando muy negro para la zona. Los grupos ecologistas no hacen sino poner trabas al desarrollo del proyecto de la Estación de Esquí, impidiendo que el mismo se pueda desarrollar con normalidad por encontrarse la vertiente palentina dentro del Parque Natural Fuentes Carrionas. Nosotros no podemos entender por qué la Estación de Esquí y el Parque Natural son incompatibles".

 

Tras recorrer los cinco kilómetros que separan Guardo de Velilla, varios vecinos y portavoces dieron lectura a un manifiesto repleto de reivindicaciones y mensajes, señalando, por ejemplo, que "la agricultura, la ganadería, la caza y la pesca  eran el motor económico de la zona, siendo la envidia de muchas otras zonas con recursos más limitados".

 

Señalaron también que "gracias al olvido y desatención que hemos padecido de parte de todos los poderes y estamentos públicos, hoy en día, todo el tejido industrial que mantenía viva la zona durante el último siglo ha desaparecido o está a punto de hacerlo: la mayor planta química de España, ERT, se trasladó a  Cataluña, han cerrado todas las minas de carbón y las canteras, la central térmica tiene los días contados (está más tiempo parada que produciendo energía) y la despoblación de nuestros pueblos se ha acentuado de forma sangrante".

 

En otro orden de cosas recordaron que "todos tenemos un compromiso con nuestra tierra, con nuestros pueblos, con nuestros antepasados, ya no podemos permitirnos la desaparición de ni uno más de nuestros pueblos".

 

Finalmente, recalcaron que "la situación actual  puede tener los días contados de llevarse a buen puerto este proyecto que hoy estamos reivindicando, lo que permitirá a la zona salir de este agujero en el que se encuentra sumida en los últimos tiempos, y crear nuevas esperanzas para las generaciones venideras".