El riguroso protocolo anti Covid-19 que sigue una escuela infantil en Dueñas
Cyl dots mini

El riguroso protocolo anti Covid-19 que sigue una escuela infantil en Dueñas

Tests rápidos al personal cada cierto tiempo, toma de temperatura en cada entrada o desinfección estricta de material, son algunas de las medidas que sigue la Escuela Infantil Puerta del Sol.

La Escuela Infantil Municipal 'Puerta del Sol', de Dueñas, pertenece a las escuelas ‘Koala’, que gestiona la empresa Clece, por lo tanto, además de seguir el protocolo establecido por la comunidad autónoma, cuenta con medidas propias que esta entidad ha desarrollado para sus centros, según explica Conchi Caballero, su directora.

 

Antes del comienzo de la actividad, el personal del centro recibió formación referente a “prevención de riesgos laborales, preparación del catering, limpieza, alimentación, etc.”, algo que ya se hacía tiempo atrás en Puerta del Sol y que ahora se ha adaptado a las circunstancias, indica la responsable del centro.

 

También se realizó un test de carácter inmunológico (test rápido), que se repetirá cada mes y medio a todo el personal para controlar que todo está correcto y no haya positivos. La entidad que lleva la guardería dispone de una máquina PCR y una enfermera "en exclusividad" para realizar este servicio.

 

Trimestralmente, señala Conchi, una empresa de calidad y seguridad alimentaria realizará unos muestreos dentro del propio centro. “Tenemos implantados nuevos registros en cuanto a recepción de alimentos, limpieza, alimentación, teníamos los nuestros propios, pero ahora tenemos a mayores los del Covid, toda la escuela entera se ha adaptado a esta nueva situación”.

 

ALGUNAS MEDIDAS

 

Algunas de las medidas que pueden apreciarse en el día a día de Puerta del Sol son las siguientes: uso tanto de mascarilla como de pantalla por el personal, guantes desechables, gel hidroalcohólico, señalización en todo el centro, ropa y calzado exclusivo para la actividad dentro de la escuela, etc.

 

Se procede también de manera continua a la desinfección de juguetes y de todo el material que se utiliza, también de pomos y de todas las superficies que se puedan tocar, así mismo, se realiza una limpieza y desinfección general del centro al final de la jornada.

 

Los baberos, los vasos de los pequeños y material del estilo se desinfecta en la propia escuela “para nosotros asegurarnos de que esa desinfección y limpieza se ha realizado correctamente”, señala la responsable de la guardería.

 

Cada vez que entra un niño se desinfecta la zona en la que ha estado, se le cambian los zapatos por unos que tiene para usar en el interior del centro y se le toma la temperatura con un termómetro infrarrojo, sin olvidar el lavado de manos, que se repite varias veces a lo largo de la jornada.

 

Los niños, que están divididos en grupos estables de convivencia, entran de uno en uno y los padres deben guardar la distancia de seguridad. Al interior tan solo pueden acceder el personal y los niños, con excepciones en cuestiones de servicios necesarios.

 

Puerta del Sol dispone también con un aula de aislamiento Covid, para proceder al protocolo en el caso de que un niño presentase síntomas compatibles con el virus. “Le llevamos a ese aula, tenemos todo el EPI necesario por si se diera la situación, y nos ponemos en contacto con los padres, que tendrían que contactar a su vez con el centro de salud”, explica Conchi.

 

Aunque pueda parecer que este estricto protocolo resulte extraño para los pequeños que acuden cada día a esta escuela palentina, su directora asegura que ellos lo toman con naturalidad: “No ha supuesto ningún problema para ellos, se adaptan muy bien a todos los cambios, la verdad es que nos sorprenden, se lo explicas el primer día y en seguida lo entienden”.

 

Los padres colaboran y siguen las normas establecidas, “es muy importante que entre todos colaboremos y hagamos que todo esto sea posible y ser muy responsables que es lo primordial”, concluye Conchi Caballero.