El PSOE interpela en el Congreso a Cosidó sobre la polémica gestión del comisario Cuadrado

Ignacio Cosidó (Foto:F.Rivas)

Antonio Trevín requiere al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que aclare si tiene constancia de tales denuncias en cuanto al "proceder arbitrario" del comisario, si es consciente del mal ambiente de trabajo

El Grupo Socialista en el Congreso, a través de su portavoz de Interior, Antonio Trevín, ha registrado una pregunta por escrito en la que interpela al director general de Policía, Ignacio Cosidó, sobre si tiene pensado adoptar medidas ante las denuncias sindicales respecto de la polémica gestión del comisario de Palencia, Julián Cuadrado.

 

En su interpelación, el diputado y exdelegado del Gobierno en Asturias, refiere haber recibido diversas informaciones facilitadas por las organizaciones sindicales que advierten de que Cuadrado, "poco amigo de la crítica y de sindicalismo en el seno del Cuerpo Nacional de Policía, tiene una forma muy particular de ejercer las funciones de comisario y entre las prácticas que más le agradan parece ser que se encuentran las de censurar de distintas maneras a los miembros de los sindicatos policiales y dificultar, cuando no impedir el ejercicio de la libertad sindical".

 

Ante ello, requiere al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que aclare si tiene constancia de tales denuncias en cuanto al "proceder arbitrario" del comisario, si es consciente del mal ambiente de trabajo que ello está ocasionando y si va a llevar a cabo alguna actuación para saber lo que está ocurriendo y, en su caso, si adoptará las medidas que resulten oportunas.

 

El portavoz de Interior apunta, con ironía, que los propios sindicatos gozaban de la comprensión de Cosidó cuando éste era diputado por esa provincia, "pero ha cambiado de criterio respecto del comisario desde que se mudó a la calle Miguel Ángel de Madrid como director general de la Policía, desde donde desecha cualquier tipo de denuncia sobre su modo de proceder".

 

QUERELLA CONTRA LA CEP 

 

Se da la circunstancia de que el comisario de Palencia tiene presentada una querella contra representantes de la Confederación Española de Policía (CEP) en la que reclama una indemnización de 50.000 euros por un supuesto atentado a su honor como consecuencia de las críticas de dicho sindicato a su gestión.

 

El acto de conciliación, rechazado por la CEP, se celebró el pasado día 23 de marzo en el Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Valladolid, donde su cúpula regional y nacional denunció públicamente lo que considera una persecución del mando policial, "que ha decidido llevar al terreno de los tribunales la polémica sindical que mantiene con esta organización por la deficiente gestión de la plantilla".

 

La organización lamenta que una comisaría con excelentes profesionales y de escasa conflictividad haya tenido que padecer en los últimos años, a su juicio, distintos episodios de persecución como el de una funcionaria jubilada por motivos psicológicos y el de otros dos funcionarios que están de baja psicológica.

 

A ello, CEP añade la interposición y admisión a trámite en el Juzgado de Instrucción 7 de una querella contra el comisario por falsificación de documento público, alteración de registros y prevaricación, junto con otros casos como el de un sindicalista que se ha tenido que marchar de la plantilla por persecución sindical o el de otros funcionarios que han cambiado de destino por su estilo de "dirección arbitraria y de represalias".