El programa del PP: "rescatar" España sin hablar de temas 'calientes' como corrupción o aborto

Pablo Casado en Salamanca

El PP obvia en su programa la corrupción, el aborto y su propuesta de que el alcalde más votado gobierne. Su programa tiene 500 medidas para "rescatar" España.

El PP ha obviado en su programa electoral para las generales del 28 de abril cualquier alusión a la corrupción, no hace mención del aborto y ha dejado fuera su propuesta de que gobierne la lista más votada en las municipales. En la oferta electoral que presentó Mariano Rajoy para los comicios de junio de 2016, sí que incluyó medidas para regenerar la vida pública y llevó también al programa su idea de que el alcalde más votado sea el que gobierne.

 

En el capítulo relativo a 'Transparencia y regeneración', el PP incluye medidas para "la profesionalización" del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), restringir el uso del decreto-ley en época electoral o más control de la financiación de los partidos. Sin embargo, no incluye ninguna medida específica relativa a la lucha contra la corrupción, materia en la que el PP se remite a lo que establecen los Estatutos del partido.

 

En 2016, el PP incluía específicamente un apartado relativo al "compromiso permanente de regeneración en la vida pública", con medidas como la de que los altos cargos que sean encausados por un delito de corrupción cesen en su puesto cuando se les abra juicio oral.

 

Después del pacto entre PP, Cs y Vox en Andalucía y el rechazo del Congreso a su propuesta para que gobierne el más votado, Pablo Casado también ha dejado fuera su tradicional propuesta de que gobierne la lista más votada en las elecciones municipales, una tesis que defendió con ahínco el PP de Rajoy.

 

El programa con el que el PP concurrió a las generales de junio de 2016 incluía el compromiso de promover una reforma de la Ley Electoral a fin de "reforzar el vínculo democrático para que gobierne la lista más votada en el ámbito municipal".

 

En su programa para las generales de abril de 2019 como el hace tres años, el PP deja fuera el tema del aborto. En ambos casos, hace hincapié en la familia y en el impulso de políticas sociales para apoyarlas. "No hay nada más importante para nosotros que respaldar el futuro de la sociedad que son nuestras familias. Por eso, queremos contar con ellas para devolver el dinamismo a la sociedad, para mejorar la educación, la cohesión social y transmitir valores a nuestros hijos", asegura el PP en el programa que Casado ha presentado este lunes en Barcelona.

 

En el capítulo de familia, Casado se compromete a aprobar una Ley de apoyo a la maternidad que contemple un conjunto de medidas para "poner en valor la maternidad, ampliar las medidas de conciliación y corresponsabilidad, impulse medidas fiscales en favor de las familias, la promoción de la orientación familiar, etc".

 

En el acto de presentación del programa en Barcelona, en el que ha estado acompañado por la candidata por esta provincia al Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, Casado ha afirmado que su partido va a las elecciones a "rescatar este país" porque, a su juicio, es la garantía para todos los españoles. "Salimos para recuperar la convivencia en Cataluña, la prosperidad en toda España y para recuperar esa trayectoria histórica, constitucional, democrática y ejemplar que el actual inquilino de la Moncloa está dispuesto a volver a destrozar", ha añadido.

 

Según Casado, Sánchez pretende dividir entre tres el voto al "bloque de centroderecha constitucionalista para multiplicar los escaños del bloque de izquierdas soberanista y así sumar 4 años más de prebendas en el poder", frente a lo cual el popular ha pedido unir el voto.

 

Ha señalado que el bloque de PP, Cs y Vox tiene más votos que el bloque formado por PSOE, Podemos y los partidos soberanistas, pero que la ley electoral evita que esto se traduzca en una mayoría en escaños, por lo que ha llamado a "unir el voto para unir España". "Menos votos para el PP son más escaños para Sánchez", ha resaltado, y ha avisado de que Cs pactará con Sánchez pidiendo la abstención de los populares, de manera que cree que el voto que refleja el patriotismo es el voto al PP.

 

El candidato ha repasado los diez bloques y 500 medidas que forman su programa electoral, en el que el primero es el compromiso con el "fortalecimiento de la nación". Este punto incluye medidas ya anunciadas, como una ley de símbolos para garantizar la neutralidad el espacio público y para que "cesen los ultrajes a la bandera, la corona y al himno nacional", y modificar la Ley de indultos para prohibir indultos a los condenados por delitos de rebelión y sedición.

 

También plantea tipificar en el Código Penal la convocatoria de un referéndum y modificar la Ley de partidos para que ningún partido cuyo líder esté encausado por rebelión y sedición pueda recibir fondos públicos, e ilegalizar las formaciones que "alienten la kale borroka" o se manifiesten con terroristas.

 

El segundo bloque propone una "revolución fiscal" basada en bajar impuestos --reducir el IRPF situando su tipo máximo por debajo del 40% y un tipo máximo de Sucesiones del 20%-- y en la estabilidad presupuestaria. Casado ha dicho que el programa también promete una reforma de la administración pública, en la que, entre varias medidas, señala que la lengua "nunca puede ser una barrera", de manera que en las oposiciones en Cataluña el catalán no sea un requisito, sino, en todo caso, un mérito.

 

Otro de los temas relevantes del programa del PP es la educación, que quiere que sea una competencia estatal que administren las autonomías, y propone una ley que garantice la "libertad de elección de los padres". Entre otras cuestiones, Casado ha prometido que la lengua vehicular en la educación en toda España será el castellano y que la Alta inspección educativa del Estado tendrá competencias sancionadoras, por lo que impondrá sanciones cuando en Cataluña "detecte un adoctrinamiento o alguna humillación porque algún niño hable en castellano".