El Magrama licita las obras de la EDAR de Venta de Baños

El Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación (Magrama) ha licitado 14 nuevos contratos de saneamiento y depuración de las aguas con cargo al Plan de Medidas por el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan CRECE), que incluyen las obras de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Venta de Baños.

VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)



Según han informado fuentes ministeriales en un comunicado recogido por Europa el Plan fue puesto en marcha por el Gobierno para avanzar en la mejora de la calidad de las aguas.

En Castilla y León, el Ministerio ha licitado, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, las obras y la asistencia técnica a la dirección de los trabajos para la eliminación de nutrientes y la mejora de la EDAR de Venta de Baños (Palencia) por un importe total de 7,6 millones de euros.

Esta actuación tiene como objetivos mejorar la EDAR actual, que actualmente está prácticamente inoperativa, así como incorporar al actual sistema de depuración el tratamiento terciario que permita la eliminación de nutrientes, es decir nitrógeno y fósforo.

Los trabajos contemplan además instalar las dotaciones adecuadas para garantizar la adecuada gestión de las aguas de escorrentía dado que el sistema de saneamiento existente recoge gran cantidad de infiltraciones debido tanto a las características geológicas de la zona como a su antigüedad, lo que está impidiendo un rendimiento de las actuales instalaciones.

También en Castilla y León, y a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), el Ministerio ha licitado la construcción y el emisario de la EDAR de Fresno el Viejo (Valladolid), así como la dirección de los trabajos que requerirán una inversión de 1,6 millones de euros.

A través del Plan CRECE, el Gobierno de España invertirá, con la ayuda de la cofinanciación europea, 1.000 millones de euros para avanzar en materia de depuración.

Las actuaciones planteadas irán destinadas a conseguir que todos los municipios españoles depuren adecuadamente sus aguas residuales, conforme a la Directiva Marco del Agua, y para ello se van a optimizar las infraestructuras de saneamiento y depuración, ya que un agua mejor depurada incide directamente en el bienestar de los ciudadanos y porque una depuración adecuada es vital para el mantenimiento de los ecosistemas.