El Estado multiplica lo que piensa recaudar por multas de tráfico: la cifra y en qué lo va a gastar
Cyl dots mini

El Estado multiplica lo que piensa recaudar por multas de tráfico: la cifra y en qué lo va a gastar

El nuevo modelo de multa que ha empezado a usar la DGT.

El Gobierno desvela que piensa elevar hasta casi mil millones de euros la recaudación por tasas y multas de tráfico, la mayoría por sanciones: se invertirán en seguridad vial.

El Gobierno prevé recaudar un total de 972 millones de euros en multas y tasas de tráfico, lo que supone un incremento del 4,4 por ciento en relación al año anterior. Según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 presentado este miércoles en el Congreso, la Jefatura Central de Tráfico contará para 2022 con un presupuesto de 975 millones de euros, lo que supone un 4,4 por ciento más que en 2021, cuando contaba con 933 millones.

 

De ellos, el Ejecutivo de Pedro Sánchez prevé destinar 839 millones de euros para actuaciones relacionadas con la seguridad vial, lo que se traduce en un incremento del 2 por ciento respecto al año anterior.

 

Según los últimos datos, la DGT estaba recaudando en multas más de un millón de euros al día para un total de casi 380 millones durante el año 2019, el último del que hay cifras. En tasas, la DGT afirma que recaudó 686,2 millones de euros en 2019, la que sería la cifra más alta de la historia y una media de casi 1,9 millones de euros al día.

 

Las cuentas no cuadran, pero no es la primera vez que pasa: la Intervención del Estado ya ha requerido más información sobre las cuentas de la DGT en el pasado, concretamente, en el capítulo de ingresos por sanciones.

 

Según recuerda en el documento, la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 ha guiado la política de seguridad vial durante el último decenio y, en la actualidad, se está trabajando en la elaboración de la Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030, que "estará alineada con los documentos estratégicos de organismos supranacionales como la Organización de Naciones Unidas o la Unión Europa".

 

La nueva Estrategia de Seguridad Vial marcará el camino que deberá recorrerse durante los próximos diez años, en el marco de tres objetivos prioritarios: disminuir el número de víctimas y de accidentes de tráfico; garantizar la movilidad a través de una adecuada gestión del tráfico, mediante los siete centros de gestión del tráfico que ejercen su influencia en las principales vías interurbanas de todo el Estado, excepto en territorios catalanes y vascos; y proveer la gestión de todos los trámites asociados a la gestión de la circulación, a través de la administración electrónica.