El coronavirus para la construcción del AVE: la mitad de las obras se han suspendido

Montaje de vía en el tramo Pedralba-Campobecerros de la alta velocidad.

La mitad de los contratos de construcción de AVE están paradas o afectadas por la crisis sanitaria: 78 de los 145 contratos están afectados.

La mitad de los 145 contratos de obra de construcción de líneas de Alta Velocidad (AVE) actualmente activos, unos 78, están parados o afectados por la actual situación de crisis sanitaria y estado de alarma que atraviesa el país, según informó Adif.

 

En concreto, del total de dichos contratos de AVE de "especial relevancia, dada su vinculación a futuras puestas en servicio", 67 de ellos se encuentran en ejecución, mientras que otros cincuenta registran "algunas afectaciones" que condicionan su ejecución o "avanzandas a un ritmo inferior al habitual", en otras 21 se ha detenido la actividad y en las siete restante se ha solicitado la
suspensión.

 

Así lo detalla Adif que, no obstante, recuerda que la situación de cada obra presenta un carácter "dinámico" y cambiante "en función de las contingencias que tengan que afrontar las empresas contratistas".

 

En cuanto a los trabajos en el ferrocarril convencional, la firma que preside Isabel Pardo de Vera detalla que están actualmente en marcha 58 contratos, de los que por el momento se acaba de recibir la petición de la suspensión de los trabajos en cuatro de ellos, solicitud que Adif asegura estar ya estudiando. Asimismo, otros seis de estos contratos de las líneas férreas convencionales se están viendo afectados por la actual situación.

 

Así, en conjunto, la compañía suma 203 contratos en marcha de carácter significativo en las dos redes ferroviarias, de los que 115 continúan desarrollándose con normalidad, otros 56 están viendo alterada su ejecución por problemas en la producción, en 21 las obras se han suspendido y en otras once son las empresas contratistas las que han solicitado la suspensión.

 

De esta forma, en términos globales, se encuentran en ejecución más del 84% de los contratos, mientras que en el otro 16% las obras han cesado o las constructoras que tienen adjudicados los trabajos han pedido suspenderlos.

 

Adif recuerda que el paquete de medidas económicas urgentes aprobadas por el Gobierno contempla y regula la posible suspensión temporal de obras, "permitiendo que los contratistas que se vean afectados por esta crisis sanitaria puedan cesar la actividad con todas las garantías". Así, Adif asegura que en estos supuestos va a costear el salario de los trabajadores, el alquiler de maquinaria y otros gastos, "pudiendo retomarse la obra tan pronto se restablezca la normalidad".

 

Los sindicatos CC.OO. y UGT han solicitado este jueves que la continuidad de la actividad de construcción en la actual situación de crisis sanitaria y estado de alerta debe vincularse a "todos las obras de infraestructuras críticas y de mantenimiento de instalaciones esenciales", ya sean sanitarias, de energía, agua o transporte.

 

De su lado, la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan alerta de que la paralización total de la actividad de construcción restaría "cerca de un punto porcentual del PIB" anual en tan sólo un mes y, además, afectaría a un colectivo de 1,27 millones de trabajadores.