El Cerrato aúna gastronomía, vino y cultura en la Feria de Baltanás

DIP. PALENCIA

Pretende ser un escaparate abierto para poner en valor los productos lácteos de la provincia.

La localidad palentina de Baltanás, capital de la comarca del Cerrato, acoge este sábado una nueva edición de la Feria del Queso y el Vino que pretende ser un referente del buen queso palentino "en cuanto a sabores y textura" y un escaparate abierto para poner en valor los productos lácteos de la provincia, todo ello maridado con los vinos de la tierra.

 

Esta feria cuenta con la colaboración de la Diputación de Palencia y en él certamen estarán presentes diversos productores de queso, vino, lácteos y repostería llegados de distintos puntos de España y aunque el gran día será este sábado, este viernes también se han programado diversas actividades relacionadas con la tierra y la gastronomía como talleres infantiles, catas, música en directo y sorteos de productos de la tierra.

 

Palencia, que cuenta con cerca de una treintena de queserías, la mayoría pertenecientes al club de calidad 'Alimentos de Palencia', ofrece al visitante de historia, patrimonio y naturaleza, con una variedad de paisajes salpicados de valles, cerros y rincones naturales.

 

De manera innata a la feria y a su enclave, la cultura tradicional del vino estará presente; ya que Baltanás cuenta con el Barrio de Bodegas, una visita obligada al conjunto periférico más importante de Castilla y León, no sólo por sus 375 bodegas, sino también por su buen estado de conservación, lo que ha permitido que hayan sido declaradas Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Etnológico.

 

Se trata de una parada obligada para el visitante para poder conocer un poco más la cultura del vino en esta comarca, acercarse a conocer los seis niveles de bodegas excavadas en el cerro del castillo, formando un conjunto único de chimeneas, tras lo que el periplo puede continuar por el Museo del Cerrato, asentado en e l antiguo hospital de Santo Tomás y convertido en Centro de Interpretación de la comarca, y que cuenta con una exposición permanente sobre el paisaje, la historia y la etnografía de esta singular comarca del sur de la provincia, una valiosa pinacoteca y una importante colección de arte sacro.

 

Tras un alto en la feria para maridar queso y vino, la visita debe concluir en la parte más alta de la villa, entre la falda del Castillo y la Plaza Mayor.

 

Los vinos y quesos del cerrato forman parte de la marca de calidad 'Alimentos de Palencia' que tiene como objetivo la promoción y diferenciación de estos productos, así como la forma de establecer también unos parámetros de calidad según la producción, elaboración o transformación en el territorio de la provincia que se dividen en banda azul o banda dorada.

 

En la actualidad, forman parte de este club 159 empresas palentinas, de las cuales 104 son empresas productoras. Alcanza ya un total de 567 Bandas (Azules y Oro), 39 empresas hosteleras y 16 comercios minoristas de alimentación. Este dato supone un aumento de 41 Bandas Azules y 1 Banda Dorada con respecto al año pasado.