El campeón inicia la defensa de su trono ante quien empezó todo

Bale en un encuentro anterior ante la Roma

El Real Madrid se estrena en la 'Champions' ante la Roma, revelación del año pasado.

 

POSIBLES ALINEACIONES.

REAL MADRID: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Modric, Casemiro, Isco; Asensio, Benzema y Bale.

AS ROMA: Olsen; Fazio, Manolas, Juan Jesús; Florenzi, De Rossi, Nzonzi, Pellegrini, Kolarov; Dzeko y Ünder.

ÁRBITRO: Bjorn Kuipers (HOL).

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

HORA: 21.00/Movistar Liga de Campeones.

El Real Madrid comenzará este miércoles en el Santiago Bernabéu (21.00 horas) la defensa de su trono en la Liga de Campeones ante el teórico principal rival de su Grupo G, la AS Roma italiana, revelación de la pasada temporada en el torneo y ante el que empezó su era dominadora en 2016.

Madridistas y 'giallorossi' quedaron emparejados en los octavos de final de la campaña 2015-2016. Entonces, el equipo madrileño no atravesaba un gran momento y apenas llevaba mes y medio con Zinédine Zidane en el banquillo tras la destitución de Rafa Benítez, pero pudo superar un cruce que inició el actual idilio con la 'Champions' y que nadie podía pensar antes.

Ahora, en cambio, ya no están ni 'Zizou' en el banquillo ni Cristiano Ronaldo en el campo, dos de los grandes valedores de esta era dominadora en la Copa de Europa y el actual campeón tendrá que demostrar si puede sin ellos volver a desafiar a todos sus oponentes un año más y soñar con levantar un cuarto título en su ciudad, aunque en el estadio de su vecino.

El Real Madrid espera confirmar su favoritismo con una importante victoria ante los de Eusebio di Francesco, a los que ya derrotó en la pretemporada (2-1), pero que ya el año pasado demostraron que pueden ser un rival muy competitivo en un duelo entre dos semifinalistas de 2017-18.

Con ese aprendizaje y experiencia, más un estilo atrevido, la Roma se plantará sin demasiado que perder en un Bernabéu que el año pasado fue amable con sus visitantes tanto en LaLiga Santander y como en Europa. El Real Madrid se proclamó campeón ganando sólo tres partidos (APOEL, Dortmund y PSG) como local de seis posibles y con noches de mucho sufrimiento (Juventus y Bayern). La remontada (3-1) al PSG del 14 de febrero es el último triunfo continental ante sus aficionados.

Después de un inicio con ciertos altibajos e inmerso ya en el primer maratón serio de partidos de la temporada, Lopetegui, que volverá a disfrutar de la 'Champions' tras vivirla por última vez con el Oporto en diciembre de 2015, podría comenzar a introducir las rotaciones con la casi segura vuelta de Casemiro al medio tras jugar solo la segunda parte en San Mamés y dejar clara su importancia.

Junto a él, Isco, suplente en los dos últimos partidos de Liga y autor del 1-1 en Bilbao, también se perfila titular, aunque estaría por ver si por Kroos o un Modric que aún no está al cien por cien, o por Asensio, Bale o Benzema, hasta ahora también indiscutibles como trío ofensivo.

El galés y el francés tendrán su primer examen continental para de hacer olvidar lo antes posible a un Cristiano Ronaldo que fue el 'pichichi' de la 'Champions' en las últimas seis campañas y que firmó 105 goles en 98 partidos, 61 más que los marcados por el '9' en el mismo número de campañas como madridista.

LA ROMA, CON DUDAS EN EL JUEGO Y ATRÁS

Por su parte, la AS Roma afronta su debut en la 'Champions' sin parte del 'factor sorpresa' con el que contó la temporada pasada, donde volvió a jugar las semifinales del torneo 34 años después de perder la final en su estadio ante el Liverpool en los penaltis. Ahora, los de Eusebio di Francesco tienen, como mínimo, la obligación de pasar a los octavos y de intentar pelearle lo máximo posible la primera plaza al actual campeón.

Lopetegui ya ha advertido el estilo atrevido y ambicioso de los 'giallorossi', a los que ve más fuertes que el año pasado y que en el Bernabéu no tienen una mala estadística con dos victorias y un empate en cinco visitas, pero que llegarán a Concha Espina con dudas tras un mal arranque liguero después de tres jornadas sin ganar y siete goles ya encajados en la Serie A.

El argentino Javier Pastore, uno de los refuerzos, es baja en un equipo que ha perdido a una de sus piezas claves de su buen hacer el año pasado como fue el guardameta brasileño Alisson, además del belga Nainggolan al que todavía no ha hecho olvidar el exsevillista Nzonzi.